Como sobrellevar un embarazo de gemelos

Aunque un embarazo siempre es motivo para cuidarse con mayor atención, para sobrellevar un embarazo de gemelos aún lo es más en ciertos aspectos cotidianos de la vida como la nutrición y actividad.

Para sobrellevar un embarazo de gemelos es importante saber este estado lo antes posible para comenzar con los cuidados que hay que tener en cuenta, pues un embarazo gemelar conlleva un gran esfuerzo para el cuerpo de la mujer. Hay que mirar con lupa la alimentación y la forma de via de la futura mamá.

Nutrición en el embarazo de gemelos

Para sobrellevar este tipo de preñez lo pimero que hay que tener presente es la nutrición que se va a llevar durante la gestión. Cierto es que para un embarazo gemelar lo ideal sería comer unas 600 calorías más de lo normal, no sobrepasando las tres mil cada día. También hay que puntualizar la importancia que tiene el consumo de hierro, ácido fólico y vitaminas.

 

Beber abundante agua tiene mucha importancia debido a que si una mujer con un embarazo de gemelos presenta síntomas de deshidratación puede ocasionarle contracciones prematuras lo que conllevaría muchos problemas futuros. Por lo que se deberá tomar un mínimo de dos litros al día. Si es preciso se consulta a un nutricionista para informarse de una buena dieta equilibrada que con seguridad hará que se lleve mejor el embarazo múltiple.

La importancia del ejercicio físico

Seguro que en algún momento se puede tener una actividad cotidiana que haga que la embarazada se sienta mejor y así posea mayor salud. Aunque esta cuestión no está muy clara y depende de la filosofía del ginecólogo que trate a la embarazada y de su propio estado.

 

En el embarazo de gemelos es posible que su médico permita una actividad algo más vigorosa en el primer trimestre. Diferente sería en el segundo en el que hay que bajar sin duda la actividad aunque todo vaya bien. Para una gestación múltiple el ejercicio más recomendado sería caminar, bailar y nadar.

 

Es muy importante establecer prioridades en este momento en la vida de la mujer no sobrecargándose de tensión por problemas que pueden aparecer en el día a día. Con todo esto, los gemelos nacerán con un peso adecuado y sin complicaciones.