Cómo superar complicados procesos de solicitud de empleo

La sofisticación de los procesos de solicitud de empleo es cada vez mayor, convirtiéndolos en auténticas carreras de fondo.

En un mercado tan globalizado, donde la competencia por un puesto de trabajo es tan feroz, aprender a superar los procesos de solicitud de empleo más competitivos, exige no sólo cumplir con los requisitos inherentes a la vacante ofertada, sino un "reciclaje continuo" por parte del solicitante. 

Los filtros de selección
La información y la formación en este aspecto, son esenciales, puesto que el conocimiento de los diferentes métodos selectivos, harán del solicitante de empleo un buen candidato. El departamento de RRHH en medianas y grandes empresas es el encargado de encontrar al mejor candidato para el puesto, el cual reunirá: formación, experiencia acreditada y afán de superación.

Aquí es donde interviene la psicología en los procesos de solicitud de empleo, principal engranaje para decidir a través de preguntas y tests si el solicitante reune las condiciones adecuadas para aportar a la empresa ese valor añadido y producir beneficios mediante las funciones a ejecutar.

El entrevistador siempre está preparado para elegir en los procesos de solicitud de empleo, al mejor candidato, o como se suele decir coloquialmente, a "sacar oro removiendo en toneladas de tierra". El solicitante debe distinguirse como esa pepita de oro.

Cómo prepararse para ser el mejor candidato 

  • Hay que saber que los procesos de solicitud de empleo, deben prepararse por fases: planificación de la entrevista, factores técnicos de la misma, proceso selectivo, y finalmente la evaluación y resultados.
  • Cuidar la presencia, el estilo, cada gesto, tono de voz adecuado, hablar y escuchar cuando corresponda, responder sin nerviosismo o ser honesto en las respuestas que se den, es importantísimo durante un proceso de selección de empleo.
  • Así mismo, informarse sobre la empresa con anterioridad, no olvidar llevar toda la documentación necesaria para que el entrevistador pueda confirmar lo que alegamos y analizar nuestro perfil debidamente. Entre estos documentos no deben faltar: una carta de presentación, curriculo vitae, copia de títulos, referencias y recomendaciones, si se tienen.
  • La preparación del solicitante para la entrevista debe incluir además, el conocimiento y práctica de tests, preguntas y respuestas adecuadas así como adquirir suficiente confianza en uno mismo para defender sus propias posibilidades.