Cómo teñir camisetas al estilo hippie

Una forma original de reciclar prendas cuando ya están desgastadas es optar por darles un toque hippie, como por ejemplo: teñir tus camisetas viejas.

Todos tenemos en nuestro armario alguna camiseta que ya ha perdido su color original y se ve vieja o simplemente nos resulta aburrida. Sin embargo tenemos la posibilidad de, con muy poco dinero y algo de ingenio, renovar esas prendas y darles un nuevo uso. Teñir camisetas al estilo hippie es muy sencillo, rápido y entretenido.

Materiales indispensables
Para teñir nuestras camisetas necesitaremos, por supuesto, aquellas que hayamos decidido reciclar. Para el tinte: compraremos anilina (colorante especial para ropa que se consigue principalmente en tintorerías a muy bajo precio) de los colores en los que queramos teñir nuestras prendas, lavandina, gomas elásticas y un balde para realizar el proceso de teñido.

Preparar la prenda para el tinte
Teñir camisetas es muy simple. Lo ideal es teñir camisetas que sean de color blanco o algún color claro (crema, celeste, gris) ya que, generalmente se recomienda aplicar un tinte oscuro, que penetra siempre mejor en bases claras.

Sin embargo, si no se cuenta con una camiseta de estas características, también se puede desteñir primero el color original de la camiseta sumergiéndola en una balde con la mitad de agua y una taza y media de lavandina. Este proceso requerirá algunas horas. Recordemos que para comenzar a teñir camisetas, éstas deben estar completamente secas.

Infinitas posibilidades de diseños
Con el fin de teñir camisetas al estilo hippie se debe, primero, enrrollar la camiseta y realizar diferentes ataduras a lo largo de la misma. Para ello, se utilizarán las gomas elásticas. Sino también se pueden realizar nudos con la misma camiseta. Cuanta más cantidad de nudos se haga, mayor será el efecto "batik", comúnmente conocido como estilo hippie. 

Una vez que se tienen las camisetas anudadas, se prepara en un balde lleno de agua tibia un sobre de anilina del color que se haya seleccionado. Se introduce la camiseta dentro, procurando que el líquido la cubra por completo. Hay que aguardar al menos dos horas y luego retirar la camiseta, enjuagarla con abundante agua limpia hasta que deje de desprender color, quitarle los nudos y colgarla al aire libre. Una vez que esté seca, ya está lista para lucir.