Cómo teñirse el pelo en casa

Muchas mujeres optan por teñirse el pelo en casa en lugar de acudir a una peluquería. Con unos sencillos pasos, nos quedará como recién salida del salón de belleza

Ya sea por falta de recursos económicos o por comodidad, muchas mujeres decidimos teñirnos el pelo en casa. Si no lo realizamos de manera correcta o no elegimos el tinte adecuado a nuestro tipo de pelo, podemos llevarnos un gran disgusto. También debemos tener en cuenta el tratamiento que debemos dar al pelo antes de la aplicación del tinte y el tratamiento a seguir.

Trucos caseros
Antes de teñirnos el pelo, debemos lavárnoslo con bastante mascarilla tres días antes de la aplicación. Aplicar el tinte con el pelo sucio resulta más eficaz porque el cuero cabelludo genera una capa aislante y protectora que hace que el tinte se fije mejor. Para su aplicación, no es recomendable usar gorros de plástico, ya que no distribuyen el calor de manera uniforme por el cabello. Lo ideal sería aplicarnos un poco de vaselina en el contorno del rostro para facilitar la eliminación de manchas que puedan quedar en la piel. Antes de aplicar la crema colorante, debemos utilizar un bálsamo de preparación al color para que el tinte penetre de manera más uniforme.

Si lo que queremos es cubrir las canas, debemos empezar por donde tengamos más cantidad. Si por el contrario queremos aclarar el pelo, empezaremos por las zonas donde tengamos el cabello más oscuro. Pero si la aplicación es total, debemos dejar el tinte en la raíz 20 minutos y luego extenderlo a todo el cabello, dándonos pequeños masajes circulares. Cuando hayamos terminado, aclararemos el pelo con abundante agua fría. Posteriormente nos lavamos el pelo con abundante mascarilla protectora del color. Veremos cómo teñirse el pelo en casa puede dar unos resultados de primera.

Elegir el color adecuado
Para la elección del color, debemos tener en cuenta que los colores no son iguales a los que vemos en las cajas. Teñirse el pelo en casa implica una elección acertada del color, dependiendo del tono natural de nuestro cabello. Es recomendable realizar la prueba del algodón antes de aplicarnos el tinte en el cabello. Para ello aplicaremos un poco del tinte que hemos adquirido en un mechón pequeño del pelo (mejor si tenemos en casa alguna muñeca). Lo dejaremos un día y veremos el color real.

Si queremos un cambio radical en nuestro look, no podemos hacerlo de manera drástica. Por ejemplo, no podemos pasar de un pelo castaño o negro a rubia o pelirroja. Para conseguir esto, debemos primero decolorar el cabello con peróxido y luego aplicarle el color deseado. Lo más sencillo para teñirse el pelo en casa es bajar o subir un tono o dos nuestro color de pelo natural.