Cómo tolerar los prejuicios de los abuelos

Aprender a tolerar los prejuicios de nuestros abuelos es algo que mejora las relaciones familiares y que se basa en la compresión.

La homosexualidad, las nuevas tendencias en la ropa, la música, los ideales políticos, los piercings y los tatuajes son algunas de las cosas que hacen preocupar o enfadar a los abuelos. Sin embargo, es muy difícil mantener una buena relación y convivir pacíficamente con ellos si no entendemos comprenderlos, tolerar los prejuicios que tienen y establecer un equilibrio entre ambas partes.

¿Por qué los abuelos son a veces tan prejuiciosos?

  • Para tolerar los prejuicios el primer paso es entender su origen. Nuestros abuelos han vivido en una época donde existía mucha represión por actos que entonces se calificarían de liberales y que son normales hoy en día.
  • En definitiva, convivían con valores muy diferentes a los nuestros con los que la mayoría de la sociedad estaba de acuerdo. Hemos de entender que después de convivir tantos años en este ambiente de rechazo ante determinadas cosas, si de pronto la gente las empezara a realizar las consideraríamos disparates o incluso símbolo de mal comportamiento.

Qué hacer si tus abuelos son comprensivos

  • A veces los abuelos son más comprensivos de lo que pensamos. Para tolerar los prejuicios que tienen en ocasiones basta con tener una larga charla con ellos. Prueba a explicarles tu situación o tu característica que ellos pudieran considerar mala.
  • Por ejemplo, si eres homosexual explícales que tus relaciones se basan en el amor, deja que ellos te digan lo que les parece mal e intenta rebatir sus argumentos con la mayor educación posible para que no se sientan ofendidos. Aunque no los convenzas de tu posición, tal vez te respeten y tu puedas llegar a comprender su punto de vista.

Qué hacer si tus abuelos son intransigentes

  • Es cierto que otras veces los abuelos son bastante intolerantes e incluso agresivos. En estos casos para tolerar los prejuicios lo mejor es ignorarlos. Ten en cuenta que los abuelos son personas mayores que desafortunadamente no estarán siempre con nosotros. Simplemente, trata de no mencionar los temas que les afectan para no causarles un disgusto.
  • Si vas a hacerte un tatuaje o un piercing háztelo en un lugar que ellos no vayan a ver. Otras veces la situación es inocultable, como por ejemplo cuando tienes una pareja que no gusta a tus abuelos. Quizá en este caso debas plantearte si es más importante tu felicidad o los prejuicios del abuelo.