Cómo trabajar los abdominales inferiores y superiores para conseguir una tableta de chocolate

Suelen ser unas de las zonas del cuerpo más difíciles de definir, por eso, para lograr unos abdominales inferiores y superiores bien rígidos hay que practicar ejercicios muy específicos.

Ya sea en el hombre como en la mujer, unos abdominales bien definidos son el sueño de cualquier apasionado por el culto al cuerpo. Sin embargo, muchas veces no sabemos cómo ejercitar esta zona correctamente para conseguir los mejores resultados al trabajar los abdominales inferiores y superiores; con los ejercicios adecuados y dedicando unos minutos al día antes de lo imaginable se puede lucir la ansiada tableta de chocolate .

 

Preparación para ejercitar

 

  • Para realizar abdominales inferiores y superiores en la comodidad de su hogar, lo primero que debe asegurarse es una superficie confortable en donde ejercitar. La misma debe ser suave pero con la rigidez suficiente para sostener la columna vertebral y evitar lesiones. Lo ideal es una colchoneta sobre el piso. Si no cuenta con una, bien puede servirle una manta doblada. Jamás debe utilizar su cama para hacer abdominales ya que, al ser una superficie más bien mullida, hará que no pueda realizar bien el ejercicio y, peor aún, que termine lesionándose.

Cómo hacer las abdominales

  • Si bien existen muchas clases de ejercicios para trabajar los abdominales inferiores y superiores, sólo algunos resultan ser efectivos. Uno de ellos, logra trabajar los dos grupos musculares al mismo tiempo, obteniendo de esta manera, excelentes resultados a mediano plazo. Para realizar esta clase de ejercicio abdominal lo que debe hacer es, en primer lugar, recostarse sobre la colchoneta o superficie que haya escogido para realizar el ejercicio. 
  • Luego debe levantar levemente las piernas, estando éstas semi flexionadas. Colocar las manos en sus oídos y presta especial atención a que sus codos queden alineados con sus rodillas. De esta manera, se asegura de realizar correctamente el ejercicio. Finalmente, debe realizar las flexiones, sin que sus codos lleguen a tocar sus rodillas. Puede comenzar con unas cien repeticiones diarias hasta poder llegar a doscientas que resulta ser un buen número para ver resultados óptimos. Este ejercicio tiene la gran ventaja de trabajar los abdominales inferiores y superiores, ahorrándole tiempo y esfuerzo mientras se ejercita.
  • Sin embargo, si usted quisiera reforzar la zona inferior puede hacer este otro ejercicio. Estando boca arriba, coloca sus mandos por debajo de sus glúteos, cuidando que su columna esté bien apoyada. Luego levanta sus piernas, levemente flexionadas, a no más de treinta centímetros del suelo y las baja sin llegar a tocar el piso. Realice unas cincuenta repeticiones. Con estos ejercicios, perseverancia y una dieta saludable, verá como se fortalecen sus abdominales inferiores y superiores en poco tiempo.