Cómo tranquilizar a una mascota durante una mudanza

Las mudanzas son un momento de grandes cambios en el que las mascotas suelen ponerse muy nerviosas; para tranquilizar a una mascota durante este proceso es importante dedicar un poco de tiempo a que sienta la nueva casa como su hogar.

Una mudanza implica un cambio de vida en mayor o menor medida y para las mascotas no es más ni menos que un cambio de hábitat y de entorno, algo que puede hacer qeu se sientan confundidos o nerviosos. Tranquilizar a una mascota durante este proceso es algo que llevará muy poco tiempo y que le permitirá disfrutar del nuevo hogar elegido desde el primer día.

Los preparativos en el viejo hogar
Por lo general, los preparativos en el viejo hogar suelen ser caóticos. El continuo movimiento de muebles, cajas y otros objetos pueden ocasionar que la mascota salga lastimada o intercepte en el trabajo de las personas que se encargan de hacer el traslado.

 

Para tranquilizar a una mascota en ese momento es recomendable dejar que se quede en una habitación de la casa que no esté siendo utilizada, para evitar posibles imprevistos. Otra cuestión a tener en cuenta es que si la mascota se pone nerviosa puede querer escapar, por lo que es importante vigilar las puertas, las ventanas y otras aberturas que pueda tener la casa. También es necesario que la mascota tenga a la vista sus cosas (juguetes, mantas, etcétera), para que se sienta en casa, aunque la casa esté irreconocible.

El traslado y la llegada al nuevo hogar
El momento del transporte también puede ser traumático para la mascota. Tranquilizar a una mascota durante el traslado es importante para que este sea seguro para todos. Lo recomendable es colocar al animal en una jaula transportadora, o en su defecto una caja, ya que al llevarla en brazos se puede quedar expuesto a rasguños o mordeduras.

 

Es importante recordar que el sentido del olfato de muchos animales es más agudo que el de los humanos, así que la mascota se sentirá mucho mejor si en el nuevo hogar ya están colocados los muebles de la vivienda anterior, ya que su olfato lo ayudará a sentirse en casa. Una vez instalados, deje que su mascota explore todos los rincones. Si se esconde o se ve asustada, es normal, ya que todo es desconocido y es cuestión de tiempo que se adapte y comience a comportarse normalmente.

 

En los primeros días, es conveniente que la mascota permanezca dentro de la casa. Si es gato, es preferible esperar a que se sienta cómodo y a gusto dentro antes de dejarlo pasear por los alrededores. Si es perro, es importante que acompañarlo con una correa por lo menos al principio.

Gane dinero de forma rápida y fácil con nosotros