Cómo tratar la ruptura del ligamento externo del tobillo.

La recuperación de la ruptura del ligamento externo del tobillo es relativamente rápida, dependiendo del tipo de ruptura y de si esta es de carácter crónico.

Las lesiones traumáticas en el ligamento externo del tobillo son muy comunes entre los deportistas, por lo que conocer un poco más sobre su tratamiento es importante cuando se practica algún tipo de deporte, ya que de tratarse a tiempo disminuye las posibilidades de lesiones crónicas.

Tipos de ruptura

  • Las rupturas del ligamento externo del tobillo se categorizan según el daño y cantidad de fibras rotas y también del grado de vulnerabilidad que causen. Una ruptura débil del ligamento externo o interno es el grado uno; mientras que una ruptura del ligamento externo del tobillo con más tejidos comprometidos, pero sin signos de subluxación (desplazamiento de tejidos blandos, no del hueso), es una ruptura de segundo grado.
  • Cuando existen evidencias graves de desgarro del ligamento externo del tobillo, se considera que una ruptura de tercer grado. En este caso la articulación ha sufrido una lesión grave en su estabilidad.

Tratamientos a seguir

  1. Lo que se debe hacer ante las rupturas del ligamento externo del tobillo, varía según el historial medico de la persona. Pero las primeras medidas son, en general, las mismas: lo primero es inmovilizar el tobillo con vendas y una delgada capa de algodón, dejar el pie elevado y tomar analgésicos para combatir el dolor.
  2. Concluidos estos pasos, se debería estar diariamente al tanto de la evolución de la lesión, poniendo atención a cualquier señal de presión por algún edema en el tobillo; aún cuando el yeso que ponga el médico esté entre-abierto, no es seguro descartar edemas, así que lo mejor es revisar el pie con asiduidad para prevenir este problema.
  3. Una vez desinflamado, se deben poner vendas que sean fáciles de retirar para procurar una recuperación más rápida sin producir problemas producto de la inmovilización. Es muy frecuente entrenar el tobillo para ayudar a tener una mejor y mas rápida recuperación, por ello se utilizan plataformas para entrenar el tobillo que se pueden obtener en centros ortopédicos. Las cirugías son solo realizadas en casos extremos de rotura de ligamento externo del tobillo (de grado tres).