Cómo tratar las manchas en la piel en una exposición solar

Cuando llega el verano todos quieren tener un hermoso bronceado, sin embargo hay personas que poseen manchas en la piel que necesitan de atención para no perjudicar su aspecto y agravar la situación.

Las manchas en la piel se deben a diversos factores, ya sea por embarazos, la falta de melanina, manchas que aparecen por la toma de algún medicamento o marcas y cicatrices provocadas por alguna enfermedad como la varicela o la aparición del acné. Todas tienen que tener un cuidado especial para que no se agraven.

Embarazadas

Las manchas en la piel que suelen aparecer en este período, se debe al cambio hormonal existente, apareciendo manchas marrones dispersas por la frente o rostro, es recomendable que en estos casos se aplique un factor de protección alto, por lo menos, un factor 30 para proteger la piel y a su vez es conveniente el uso de sombreros para evitar que los rayos solares penetren en el rostro.

Falta de melanina

La falta de melanina en la piel se conoce como vitíligo, aparecen manchas en la piel de color blanco. Al no haber melanina no se produce un bronceado y para no dañar la piel es necesario que se apliquen pantallas de protección solar, por lo menos de factor 50. De esta manera se mantiene la piel protegida de los rayos ultravioleta.

Acné

Para secar el acné es beneficioso una exposición moderada al sol y con una crema protectora de factor 15 como mínimo que no sea oleosa para no congestionar los poros. Tomar sol en exceso puede provocar que estos se cierren, provocando un efecto contrario al deseado. Si se está tomando algún medicamento es preciso leer el prospecto adjunto.

Manchas y cicatrices

Con las manchas en la piel o cicatrices hay que tener cuidado si son recientes. Si las cicatrices tienen menos de un año hay que taparlas con algún parche, pero si la mancha o cicatriz tiene entre dos años o más es recomendable usar un factor protector alto sobre estas para no alterar su color y que estén bien protegidas.