Cómo usar aloe vera para aliviar una quemadura solar

Al utilizar el aloe vera para aliviar una quemadura hay que tener en cuenta que esta planta debe estar recién cortada para que todos sus nutrientes sean aprovechados al máximo.

Una de las situaciones más comunes en la vida diaria del ser humano son las quemaduras hechas en la piel por elementos de uso cotidiano o por los fuertes rayos solares. Científicamente ha sido demostrado que la planta del aloe vera tiene grandes propiedades curativas y se obtienen resultados más óptimos que con otros productos. Hay muchas maneras para aplicarse el aloe vera para aliviar una quemadura, una de ellas es colocarla directamente sobra la zona afectada.

Métodos de uso del aloe vera

  • Una de las técnicas más utilizadas y que dan muy buen resultado es tomar muchas hojas de esta planta y abrirlas con la ayuda de un cuchillo sacando toda la parte babosa. Luego, en una olla se hierve con muy poca agua hasta obtener una pasta muy espesa. En este punto se saca del fuego, se deja enfriar y se pone en frascos de vidrio muy limpios. A continuación se procede a guardar en la puerta de la heladera para conservarlo fresco y listo para su uso.
  • En el momento de sufrir una quemadura se saca y se procede a aplicar este gel casero directamente sobre la zona afectada sin llegar a lavar el área, se debe dejar como si fuera una crema hidratante para que la piel la absorba totalmente por si sola. Muchas veces, si la herida no es muy grave el alivio se sentirá inmediatamente, pero si es más grave se calculan 2 días para comenzar a ver resultados positivos. Además, las cualidades de cicatrización del aloe vera para aliviar una quemadura son sorprendentes en la mayoría de casos.

Usos adicionales

  • La forma más común de utilizar eficazmente el aloe vera para aliviar una quemadura es cortando la hoja de esta planta y partirla al medio de tal manera que queden al descubiertos las partes babosas. Luego se toma y se aplica directamente en la piel el lado gelatinoso del aloe. Adicionalmente se recomienda consumir, tres veces al día, un jarabe que ayude a tonificar la piel y que se prepara con esta planta licuada en agua.
  • Finalmente, en el mercado se consigue un gel de ducha que contiene aloe vera para aliviar una quemadura en concentraciones pequeñas. Éste es ideal para seguir aplicando luego de que la quemadura está empezando a sanar y así ayudar a optimizar y acelerar todo el proceso de cicatrización. La única contraindicación que presenta es no debe ser aplicado en mujeres embarazadas.