Cómo usar en decoración moldes para hormigón

La gran variedad de moldes para hormigón disponible en el mercado, permite decorar el patio de la manera más creativa y personal posible.

Los moldes para hormigón se han convertido en una buena opción para aquellos que deseen decorar su patio creativamente. Estos moldes proponen la posibilidad de realizar formas y figuras, muebles de jardín, fuentes de agua, bebederos de pájaros, casas para las mascotas y un sinfín de posibilidades decorativas. Solo se necesita un poco de creatividad, los moldes adecuados y la fórmula correcta para realizar el hormigón en casa.

Seleccionar los moldes

  • Existen muchas y muy variadas posibilidades para los moldes de hormigón, y dependiendo de lo que el usuario quiera realizar en su jardín o patio, puede conseguirlos en casas de jardinería, ferreterías y tiendas de materiales para la construcción, a precios muy variables.
  • Los hay de muchas formas y algunos permiten realizar piezas que luego pueden ensamblarse. Por ejemplo: es posible conseguir los moldes para realizar una mesa de patio con sus bancos de hormigón, haciendo por separado la superficie de la mesa, de los bancos y las correspondientes patas, todos los elementos. Con unos tres o cuatro moldes para hormigón, es posible realizar todas las piezas por separado y al secarse, unirlas con material. Así se obtiene una muy buena mesa decorativa para el jardín, realizada enteramente por el usuario.
  • Otras posibilidades son: conseguir el molde correspondiente a un cuenco, cántaro o palangana, y otro molde que nos permita realizar una columna de 1 metro aproximado de altura. Generalmente para esta última se suelen hacer dos piezas y luego se pegan con cemento. Una vez que se tenga el cuenco y la columna, simplemente se pegarán con cemento para obtener una fuente o bebedero de pájaros en el jardín.

La mezcla para hormigón

  • Dependiendo del uso que se le vaya a dar al objeto creado, los moldes para hormigón necesitan de un material resistente, que no se dañe con el paso del tiempo. La dureza del material de obtiene mezclando tres partes de arena, tres partes de grava y una de cemento Portland.
  • A su vez, en caso de querer realizar un camino con los moldes, es una estrategia interesante agregarle varillas de hierro de unos tres milímetros de grosor, por unos diez centímetros de largo. De esta manera, nos aseguramos la dureza estructural del hormigón, siempre y cuando se mezclen los ingredientes hasta obtener un hormigón homogéneo, para así evitar que las varillas se oxiden por estar expuestas al ambiente, y le resten fuerza estructural al material. Con esta mezcla y los moldes para hormigón adecuados, puede hacerse un camino por el que transiten personas y autos sin inconvenientes.