Cómo usar la terapia del color para disminuir el estrés

La terapia del color resultará práctica para todas aquellas personas que quieran liberarse del estrés cotidiano y disfrutar de una sesión de masaje o un baño relajante.

La cromoterapia se incluye dentro de las disciplinas relacionadas con la medicina alternativa que consiste en la utilización de la terapia del color con fines curativos. En la actualidad, existen diversos productos, academias y cursos que pretenden reducir los altos niveles de estrés a los que somete el ritmo actual al ciudadano medio.

Los colores antiestrés

La terapia del color debe entenderse como un medio para potenciar la energía contenida en las diferentes proyecciones de la luz, normalmente denominadas colores. En primer lugar, el color verde y el azul ayudarán a todos aquellos que lo deseen a relajarse. Pintar la habitación principal con estas tonalidades colaborará positivamente a ello y si, además, se colocan en las paredes cuadros o fotografías de tonos pastel, mucho mejor.

 

Asimismo, según los profesionales de la cromoterapia, resulta muy importante cambiar de color en la vestimenta ya que, según los estudios realizados dentro de esta disciplina, aquellas personas que utilizan más tonalidades en su ropa diaria tienen más posibilidades de preservar su salud mental y no caer en procesos depresivos, ansiedad ni estrés.

Recursos cromoterapeúticos

Quienes se tomen muy en serio su salud y que, además, puedan permitirse unos días de descanso, tienen la posibilidad de disfrutar de una terapia del color gracias a la iniciativa de Aqua diagonal Wellness Center en Barcelona, que propone un baño relajante utilizando todo el poder de la cromoterapia para mejorar el estado de ánimo y disminuir el estrés. Hay información disponible acerca del mismo en la página de búsqueda de viajes "Atrápalo".

 

Una última alternativa muy saludable y bastante asequible económicamente se da en la página web "Cuponing", en la cual se ofrece un combo por tan sólo diecinueve euros con aromaterapia y terapia del color, especialmente diseñado para los que estén sufriendo etapas de mucho estrés. Las sesiones tienen más de una hora de duración y, además, se pueden disfrutar en varias ciudades entre las que están Bilbao, Valencia, Madrid y Barcelona.