Cómo usar limón para aclarar la piel

Una de las frutas más usadas en la estética es el limón para aclarar la piel. Este, mezclado con el yogur, crea una perfecta mascarilla que devuelve la vitalidad y el brillo natural de la piel.

Para poder utilizar el limón para aclarar la piel se exprime esta fruta y se bate con el yogur durante diez minutos hasta obtener una preparación uniforme, luego se aplican en todas las zonas en donde se tengan las manchas. Esta mezcla cremosa se puede aplicar en el rostro, las piernas, los brazos y los pies, ya que cuenta con todo el calcio y la vitamina C que se necesita para eliminar la piel oscura que es resultado de una piel maltratada y muerta.

Fórmulas infalibles
Es importante destacar que hay muchas maneras de usar el limón para aclarar la piel, una de las más usadas es la preparación anterior que se recomienda debe ser aplicada en las áreas afectadas durante un periodo de tiempo de 35 minutos, preferiblemente por la noche para que la piel esté mucho más relajada. A continuación, hay que enjuagar la zona muy bien con agua tibia, secarla e irse a dormir totalmente relajado. Durante la noche, la piel respirará mucho mejor y a la mañana estará lozana.

 

Otra de las recetas más efectivas es hacer una mascarilla con avena, miel, azúcar y limón. En este caso se aconseja aplicarla antes de dormir y dejarla actuar durante toda la noche para que, al mismo tiempo que se eliminan las células muertas, la piel también se nutra y se fortalezca. Al día siguiente se lava el rostro con agua tibia y un jabón hecho a base de miel o avena. A continuación se seca muy bien el área y se aplica una crema hidratante especial para el día.

Recomendaciones adicionales
Es importante tener en cuenta que pueden haber consecuencias al usar el limón para aclarar la piel gracias a sus propiedades ácidas, ya que si llega a hacer contacto con el sol va a manchar muy fuertemente la piel, es por esta razón que se recomienda al ponerse mascarillas hacerlo durante la noche y si se hace en horas de día aplicarlo en casa durante periodos de tiempo no mayores a una hora.

 

También hay que destacar que las áreas deben estar limpias y sin ninguna clase de heridas, ya que puede quemarse la piel. Finalmente, existen fórmulas muy rápidas para utilizar el limón para aclarar la piel, una de ellas es mezclando el limón con bicarbonato hasta lograr una pasta que se unta en la zona deseada y se deja solamente por quince minutos, se enjuaga con agua tibia y se aplica una crema suave.