Cómo utilizar el DNI electrónico para tramitar documentos

Con la llegada del DNI electrónico se simplifican nuestras vidas y se agilizan nuestros trámites gracias a la comodidad, rapidez y versatilidad de su uso desde el hogar.

Es hora de decir adiós a las tediosas colas administrativas. El borrador de renta, los trámites bancarios... están ahora al alcance de la mano mediante nuestro ordenador y una simple conexión a Internet. Rápido, seguro, efectivo, completa y absolutamente oficial y legal.

El sistema DNI electrónico y sus requisitos

El DNI electrónico es el equivalente de nuestra firma personal sobre el papel. Mediante el nuevo chip incorporado, nuestro carnet almacena ahora información detallada sobre nuestra identidad, las claves necesarias para su uso, nuestra huella dactilar, firma personal y una fotografía digitalizada. Todo protegido por estrictas medidas de seguridad física e informática.

 

Necesitamos una conexión a Internet y un lector de "tarjetas inteligentes" compatible con el DNI electrónico. Esto último es un accesorio que se compra aparte: puede ser un lector USB (lo más común), un teclado con ranura o una tarjeta insertable.

Poniendo a punto nuestro DNI electrónico

Cuando nuestro ordenador detecte que hemos conectado un nuevo dispositivo, tratará de buscar el software adecuado en sus propios archivos o haciendo uso de una base de datos en Internet. Si no lo encuentra, pedirá que usemos el CD que viene con el aparato.

 

Lo siguiente es instalar un programa que encontraremos en la sección descargas de donde podemos elegir la versión adecuada para nuestro sistema operativo (es importante escoger la correcta, de lo contrario nuestro sistema no reconocerá el aparato).

 

A continuación, visitaremos una de las múltiples páginas donde el uso del DNI nos permite acceder a zonas que requieren que nos identifiquemos de este modo. Normalmente, nuestro navegador abrirá una ventana emergente donde podremos confirmar los datos que contiene nuestro certificado electrónico.

 

En dichas páginas tendremos que introducir el DNI electrónico en la ranura del lector. Se nos solicitará un PIN o clave que es el que nos proporcionan al expedir el carnet. Una vez comprobado, tendremos acceso a secciones y procedimientos reservados sólo para usuarios con este DNI.

Cómo y dónde usar el DNI electrónico

La mayoría de los bancos, por ejemplo, nos permite gestionar nuestras cuentas en Internet. Podemos pedir el borrador de la renta o nuestros datos fiscales, comprar en Internet, identificarnos en nuestro centro de trabajo, firmar documentos con validez legal y un largo etcétera. Así es el DNI electrónico, versátil, sin horarios y sin esperas.