Cómo utilizar materiales multimedia en las clases de lengua

Incorporar materiales multimedia en las clases de lengua no es sólo una cuestión de modas, sino que implica un cambio en la forma de trabajo muy enriquecedor para todos los involucrados

En la actualidad, la cultura juvenil ha incorporado el uso de tecnologías en todos los aspectos cotidianos, por lo cual es aconsejable no dejar de lado en el aula a los materiales multimedia. Estos podrían ser útiles no sólo como motivación, sino también como herramienta con muchas posibilidades.

La clase de lengua y sus recursos
Uno de los objetivos de la clase de lengua es que el alumno aprenda a usar su idioma de forma eficaz y competente en las distintas situaciones a las que se expone en su vida cotidiana. Este nuevo paradigma se asocia a la gramática funcional y no al simple hecho de conocer reglas y aplicaciones teóricas, lo cual supone un desafío para el maestro, ya que deberá valerse de diversos recursos para captar la atención del alumno. Su tarea, más que transmitir conceptos, es la de enseñar procedimientos.

A estos efectos, los materiales multimedia resultan una herramienta con muchas posibilidades para el educador que potencian la creatividad, facilitando el logro de sus objetivos y a su vez despiertan el interés de los alumnos.

Materiales multimedia y sus aplicaciones
Se entiende por materiales multimedia a todos aquellos materiales que utilizan múltiples medios de expresión para presentar una información determinada. Esto comprende textos, imágenes, sonidos, videos y animación, entre otros.

Cada docente seleccionará los materiales de acuerdo a sus conocimientos y a los conceptos que busca mostrar. Algunas ideas pueden ser: seleccionar escenas de películas, conversaciones grabadas, imágenes, presentaciones animadas. Siempre estos actuarán como un recurso a partir del cual se realizarán actividades específicas, ya que usarlos sólo como un entretenimiento limitaría mucho su productividad.

La lengua es un sistema abstracto de signos, por lo cual trabajar con ejemplos visuales concretos ayuda a que el alumno pueda captar de forma más cercana los conceptos y sobre todo verlos en funcionamiento en situaciones concretas.

La evaluación a partir de estos materiales
Es importante que los materiales multimedia usados para una acitividad se incorporen también a la evaluación de esta, para que el estudiante entienda que nos se trata de un mero paréntesis en el trabajo. Para esto el docente planificará la evaluación que más se ajuste a su objetivo y es conveniente que la registre en una planilla hecha para estos efectos.

Un ejemplo sería que antes de ver una película, se plantee una consigna de trabajo con preguntas para que el alumno sepa en qué fijar su atención. Se sugiere comenzar con ítemes de comprensión general para luego pasar a cuestionamientos más específicos que requieran el análisis de discursos, vocabulario, actos de habla, enunciación, entre otros.

Los materiales multimedia abren un campo nuevo de múltiples posibilidades a explorar, por lo cual es muy enriquecedor que dentro del centro educativo se compartan las experiencias realizadas para lograr mejores resultados aún.