Cómo viajar a California en caravana

Dentro de los EEUU, un viaje a Californa en caravana es una opción seguida por muchas personas, ya que se trata de una ruta que permite conocer varios estados de este enorme país.

Muchos viajaros de Europa se sienten seducidos por la posibilidad de recorrer los Estados Unidos en caravana hasta llegar a California. Después de viajar allí en avión, por ejemplo hasta Chicago, se dispone de numerosos establecimientos para alquilar caravanas y seguir una de las famosas rutas que cruzan el continente de este a oeste, hasta llegar a las playas de Los Ángeles o San Francisco. Viajar a California representa lo más puro del sueño americano.

El alquiler de una caravana

En los Estados Unidos la opción de alquilar una caravana para viajar a California está siempre presente, y además es un servicio que se puede consultar y alquilar desde el país de origen, antes de iniciar el viaje. Por ejemplo, en Internet se anuncian multitud de empresas en idioma español, para facilitar el intercambio. Como ejemplos se puede citar Spanishcruiseamerica o Chewonki.

 

La filosofía de estos establecimientos siempre es la misma: promover al viajero la autocaravana y la facilidad de moverse por los Estados Unidos hasta viajar a California, algo muy demandado por los turistas. No en vano, el país siempre ha compartido esa mentalidad de viajar hacia el oeste como una liberación, hasta llegar al estado unido a las típicas imágenes del verano y del triunfo personal.

El viaje

Por ello, las caravanas se pueden alquilar en la mayoría de las ciudades grandes y medias del país, aunque eso depende de cada compañía, y viajar a California sin preocuparse de parar en los recurrentes hoteles de carretera. Como se decía antes, existen varias rutas para viajar de este a oeste, aunque la más conocida es la Ruta 66.

 

Esta carretera es tenida como la calle principal de América. Su inicio está en Chicago, aunque se puede llegar a ella desde diversos puntos a partir del Medio Este. Su trayectoria enseguida se encamina hacia el sur, pasando por las grandes llanuras hasta los desiertos de Texas y Arizona y la llegada al estado costero a la altura de Los Ángeles. Por último, hay que tener en cuenta que viajar a California supone un desplazamiento muy largo, y es preciso equipar bien la autocaravana, por los problemas que puedan aparecer.