Cómo viajar de Moscú a Pekín en tren

Moscú y Pekín son las capitales del país más grande del mundo y del más poblado, visitarlas en tren es una interesante opción en un viaje con más de cien años de Historia.

La generalización del tren como medio de transporte de larga distancia llevó a grandes países como Estados Unidos, Rusia o China a utilizarlo como eje vertebrador entre las ciudades más alejadas de sus vastos territorios. Un ejemplo de tren con estas características es el Transiberiano que, en sus ramales, permite ir de Moscú a Pekín.

El Transiberiano y sus ramales hacia Pekín: Transmongoliano y Transmanchuriano

Aunque originalmente el tren Transiberiano unía las ciudades de Moscú y Vladivostok, la más oriental del entonces Imperio Ruso, pronto las posibilidades se ampliaron con dos ramales más que unían mediante tren Rusia con China, y finalizando ambos ramales en Pekín, el destino de nuestro viaje.

 

Los dos ramales hacia Pekín realizan su comienzo en Moscú, la capital de la Federación Rusa, siendo la diferencia entre ambos que uno de ellos pasa por Mongolia y su capital. El Transmongoliano recorre más de siete mil quinientos kilómetros y tarda unos cinco días, mientras que el Transmanchuriano recorre casi nueve mil kilómetros y la duración es de seis días.

Características del viaje entre Moscú y Pekín

Aunque hoy en día las tres rutas siguen siendo una importante red ferroviaria para la industria y las exportaciones, no deja de tener su utilidad como medio de transporte de pasajeros, lo que hace que todavía lo utilicen los propios rusos para sus desplazamientos personales o de negocios.

 

Además tiene un importante atractivo turístico, tanto por los paisajes por los que se pasa como por las ciudades en las que para, que lleva a muchos visitantes a hacer rutas en este tren. Debido a esto existen numerosos operadores turísticos de diferentes países y de la propia Rusia que ofrecen diferentes tipos de billetes.

 

Se tiene la posibilidad de pararse en las diferentes ciudades del recorrido y luego volver a subirse en uno posterior que hace la misma ruta para continuar el viaje hasta Pekín, usando el mismo pasaje. Además la compañía rusa Russiantrains ofrece la posibilidad de comprar los billetes online, sin olvidar que el nombre actual de Pekín es Beijing al realizar la búsqueda.