Comprar laptops a precios reducidos

En la era de la tecnología todos sentimos una necesidad imperiosa de tener un ordenador y hoy en día comprar laptops a buen precio no es misión imposible.

Por lo general, comprar laptops a precio reducido implica que el artículo que compremos haya sido utilizado en alguna ocasión. La forma más recurrente es siempre adquirir uno de segunda mano, aunque en el caso de aparatos tecnológicos esta idea sólo es aconsejable si se sabe con seguridad que el portátil ha sido usado poco y se ha cuidado bien cuidado. 

 

Comprar laptops de segunda mano
Un laptop usado puede tener el disco duro lleno de sectores defectuosos, la batería sin capacidad ninguna de mantener al ordenador encendido, el sistema operativo lleno de errores críticos que hagan que le de fallos cada dos por tres o cualquier otro problema técnico que limite la durabilidad del ordenador en cuestión. Por eso, lo más aconsejable en estos casos es comprarlo de segunda mano a una persona de confianza o acudir a un establecimiento especializado en compra-venta de objetos de segunda mano donde normalmente ofrecen una garantía por cierto seis o doce mese, normalmente.

Liquidaciones
En ocasiones, en las tiendas de informática quedan muy pocas unidades de un modelo determinado de laptop, por lo que los sacan al mercado a precio de coste para deshacerse de ellos enseguida, siendo una buena oportunidad para comprar laptops a precio reducido. La mayoría de veces suele suceder porque es un modelo descatalogado o a punto de serlo. Asegúrese pues, no sólo de que las prestaciones del aparato se ajustan a sus necesidades, sino que en un futuro no tendrá problemas de reparación o sustitución de piezas. 

Ejemplares de exposición
Cuando sale un laptop nuevo al mercado, las tiendas lo suelen poner en exposición para que la gente lo vea. Suelen estar en exposición unos meses y cuando acaba la campaña, no pueden ser vendidos como nuevos, pues estuvieron expuestos, por lo que los venden a menor precio.

En muchas tiendas y superficies comerciales no encontrará los artículos de exposición a la venta de cara al público, sino que deberá preguntar directamente al personal si existen artículos procedentes de exposición que estén a la venta.

Tenga cuidado, pues no todos los artículos de exposición son iguales. No es lo mismo un laptop apagado, pero desembalado y expuesto en el escaparate, que un laptop encendido y el cual han toqueteado y probado por los clientes durante varios meses. El estar encendido y ser tan manipulado acorta la vida útil del laptop.