Configuración del correo electrónico: consejos y advertencias

La configuración del correo electrónico es una tarea que requiere una serie de conocimientos básicos de informática, así como una mínima organización para no olvidar las contraseñas que dan acceso a las cuentas.

Antes de proceder a la configuración del correo electrónico, es necesario saber dónde se encuentra alojado el servidor donde están creadas las cuentas de correo, así como el nombre del dominio contratado. Este nombre de dominio dará nombre a su vez a las cuentas de correo que habrá que configurar.

Consejos
Toda cuenta de correo tiene un nombre de dominio que la define. El usuario únicamente establece el nombre de dicha cuenta, que es lo que está justo antes de la "@". El nombre de la cuenta que establece el usuario será "cuenta" y "midominio.com" será el nombre de dominio contratado.

 

Si se desconocen los parámetros básicos de configuración, es recomendable contactar con el servicio técnico del hosting o alojamiento web contratado. Los parámetros más importantes son el servidor de entrada y de salida, si es POP o IMAP, el nombre de la cuenta y la contraseña, los puertos de entrada, la salida y configuraciones adicionales de seguridad.

 

Es recomendable el uso manual del asistente de configuración del correo electrónico propio del programa que se utilice, como por ejemplo Outlook, Thunderbird o Mail Mac; en vez de utilizar las configuraciones automáticas que ofrecen algunos paneles de control de alojamiento como Cpanel, puesto que pueden generar errores y conflictos.

 

Una configuración del correo electrónico estándar podría tener como servidor de entrada y salida "mail.midominio.com"; un puerto de entrada POP3 110; un puerto de salida SMTP 25. Se activaría la casilla "mi servidor de salida requiere autenticación" y se utilizaría la misma configuración que el servidor de correo de entrada. El usuario sería "cuenta@midominio.com".

Advertencias
Mantener guardada y localizada toda la configuración del correo electrónico es muy importante. Es frecuente olvidar la contraseña de conexión de la cuenta; en caso de ocurrir no se deben realizar accesos incorrectos repetitivos, puesto que puede generar un filtrado por IP en el servidor y bloquear el acceso al servicio.

 

Si se bloquea el acceso, será necesario contactar con el proveedor del servidor que ofrece el servicio para que desbloquee el acceso. Para evitar este problema, es recomendable modificar la contraseña de la cuenta por otra dentro del panel de configuración del servidor.

 

Algunos proveedores de Internet realizan bloqueos del puerto de salida de correos comúnmente utilizado, que es el 25, por motivos de seguridad. Si a la hora de probar los envíos después de realizar la configuración del correo electrónico aparece error, es recomendable revisar si dicho puerto se encuentra accesible, contactando con el proveedor correspondiente.