Conseguir un bronceado rápido y sin riesgos para la salud

Algunos consejos prácticos, baratos y al alcance de todos de cómo conseguir un bronceado rápido y sin riesgos para la salud.

Ahora que llega el buen tiempo y las horas de sol aumentan, se incrementa el tiempo que pasaremos al aire libre, iremos más ligeros de ropa y con ganas de mostrar nuestras pieles bronceadas y romper con el blanco del invierno. Sin embargo, todos nos hemos preguntado alguna vez cómo conseguir un bronceado rápido y sin riesgos para la salud.

Antes y después del bronceado
El secreto para conseguir un bronceado rápido y sin riesgos para la salud pasa por prestar atención, no solo al baño de sol, sino también al antes y al después. Previamente a nuestra exposición solar es conveniente una buena alimentación rica en líquidos, para evitar deshidrataciones durante la exposición, y abundante en vitamina A y C.

 

Las vitaminas A y C están presentes en la mayoría de frutas y verduras, especialmente en aquellas de colores intensos (verdes, rojos, amarillos), son muy ricas en antioxidantes que combaten los rayos UV (componente más dañino de los rayos solares) y es también un componente esencial en la generación del betacaroteno, encargado de la síntesis de la melanina y por tanto de mantener nuestra piel bronceada, haciendo a la vez de filtro de los peligrosos rayos UV.

 

Así pues, horas antes de tomar el sol coma espinacas, tomates, zanahorias, naranjas, etcétera. También alimentos ricos en vitaminas E y B ayudarán a combatir los rayos y a fortalecer nuestro organismo. Ya tenemos alguna respuesta sobre cómo conseguir un bronceado rápido y sin riesgos para la salud: comiendo bien.

 

Posteriormente al baño solar deberemos hidratar nuestra piel con cremas hidratantes y nutritivas, las conocidas como “aftersun”, cuya aplicación se dará preferentemente después de una ducha, ya que al tener los poros de la piel abiertos por la dilatación del agua de la ducha, esto favorecerá a que esta penetre hasta capas más profundas de nuestra piel, potenciando sus efectos hidratantes. Es importante que las cremas post solares contengan tres componentes básicos para refrescar, recuperar y reparar nuestra piel: el colágeno, la elastina y la alantoína.

Cuándo y cómo broncearse
El cómo conseguir un bronceado rápido y sin riesgos para la salud atiende también a controlar los horarios y las zonas de exposición al sol. Queremos un cuerpo bronceado, no quemado. Evitar las horas centrales del día, evitar tomar el sol en alta montaña, en la nieve o dentro del agua hará que no quememos nuestra piel. En casos necesarios deberemos utilizar los protectores solares o cremas con factor de protección adecuado.