Conseguir un cuerpo tonificado cuando pasas de los 50

Disfrutar de un cuerpo tonificado y en forma no tiene por qué estar reñido con la edad, cuidar la alimentación, el descanso y hacer ejercicio regularmente son los pilares básicos.

Envejecemos, nos oxidamos, es un proceso natural e irreversible, pero que de ningún modo puede suponer una rendición incondicional. Mantener un cuerpo tonificado y sano nos permitirá disfrutar de un estado de ánimo adecuado para afrontar los retos de la vida diaria, aunque hayamos pasado de los 50.

 

El Sueño
Dormir bien no es sólo un placer, es el principio elemental de un estilo saludable de vida. No basta con dormir las horas correctas, siete u ocho según los especialistas --aunque evidentemente esto depende de la persona, de la actividad cotidiana y de la edad. Sino que hay que tener un sueño reparador y que consiga el descanso adecuado.

La Alimentación
Una alimentación equilibrada y saludable es imprescindible. Se debe buscar siempre el aporte energético que nuestro cuerpo necesite para resistir el día y evitar en lo posible el abuso de toxinas perjudiciales para nuestro organismo. Verduras, legumbres, pastas, frutas no sólo son deliciosas sino que nos aportan los nutrientes básicos para mantener un cuerpo tonificado.

Actividad Física
Un estilo de vida saludable no se puede conseguir tan sólo con un buen descanso y una cuidada alimentación, pues necesitamos mantener una actividad física adecuada a nuestra edad. Si durante toda nuestra vida hemos realizado ejercicio y mantenido una buena forma física, mantenerlo pasados los 50 no será ningún problema; pero si no es así, si venimos de una vida sedentaria, debemos ser prudentes e iniciar la actividad progresivamente.

Pequeñas caminatas, andar con paso alegre, ejercicios de estiramiento y gimnasia, son fáciles y sencillos, y realizados adecuadamente nos permiten mantener un cuerpo tonificado. Es bueno recordar que hacer ejercicio es para sentirnos mejor, nunca para hacernos daño y ocasionarnos molestias óseas y musculares indeseables. Para ello es bueno realizar estas actividades bajo la tutela de especialistas que siempre nos aconsejarán, pero si no puede ser, una caminata con buena compañía puede servir.