Consejos antes de comprar una cámara digital

La cámara digital compacta ofrece comodidad y buenos resultados, mientras que las nuevas reflex aportan mucho más potencial para los aficionados a la fotografía.

A la hora de comprar una cámara digital se deben tener en cuenta una serie de cuestiones, como cuál es el uso que se va a hacer de la cámara, si su uso se hará principalmente en los viajes o por el contrario se hará uso de ella de forma intensiva y si se revelarán las fotos tomadas o sólo se almacenarán en soporte digital.

Cámaras compactas y cámaras reflex

La cámara digital compacta es, por lo general, mucho más asequible que la cámara reflex, por lo que si nuestro presupuesto es limitado deberemos decantarnos forzosamente por la compacta. No obstante, es frecuente encontrar algunas ofertas en los productos reflex.

 

Las cámaras fotográficas compactas son un gran aliado del usuario ocasional, que busca plasmar en fotos los viajes y las celebraciones, pero que no es excesivamente exigente en cuanto a la calidad de la fotografía. Por el contrario, la cámara digital reflex está destinada a aquellos usuarios que sabrán sacar provecho de sus especificaciones técnicas.

Consejos a tener en cuenta antes de comprar una cámara

En primer lugar atenderemos a la marca, pues si bien no es primordial adquirir una cámara digital compacta de primer nivel, sí que será preceptivo en el caso de las cámaras reflex, debido a que una buena marca será garantía de una lente óptima. En cuanto a la calidad del producto, cualquier cámara digital con al menos doce megapixels será una buena opción.

 

Además, tendremos que tener en cuenta el soporte de memoria. Para una cámara digital compacta será suficiente el soporte SD o el Memory Stick (sensiblemente más caro). En una cámara reflex deberemos decantarnos por tarjetas de memoria más rapidas, como las XD o TransFlash, que nos permitirán una mayor capacidad de almacenamiento.

 

Especificaciones técnicas como el zoom también deben tenerse en cuenta. Cuanto mayor sea el zoom analógico, mejor será la calidad de la foto tomada. El zoom digital es muy útil pero su calidad es escasa. En el caso de las cámaras reflex deberemos preocuparnos por el objetivo.