Consejos de decoración para terrarios de insectos

Las ramas, los troncos huecos, las plantas, las piedras de río y las conchas marinas son sólo algunos de los mejores elementos para un terrario vistoso.

El terrario es un espacio artificial en el que los animales deben sentirse como en su hábitat natural para así poder sobrevivir. En el caso de los insectos, las colonias de hormigas y termitas son las más comunes, aunque también se puede adaptar un espacio para reproducir otras especies como saltamontes o gusanos. 

Disposición de materiales

  • En la decoración para terrarios de insectos, hay que tomar en cuenta las necesidades biológicas de cada animal. Cuando ya se sepa qué especie se conservará, es importante anotar su origen geográfico, sus costumbres de alimentación y convivencia, a fin de asegurar su supervivencia. 
  • La tierra es el elemento básico en la decoraciòn para terrarios de este tipo, no obstante hay que considerar que en cada región hay distintas clases de tierra según sus características químicas y no se puede colocar insectos de zona cálida en un hábitat de origen frío. 
  • Las piedras de río ofrecen gran vistosidad al terrario, porque generalmente tienen colores claros y superficies lisas. Sirven de escondite para los insectos, además de los troncos de árbol huecos o ramas con las que los animales acostumbren interactuar. Al igual que en los seres humanos, la seguridad es una necesidad básica para los insectos, por eso proporcionarles espacios oscuros en los que puedan refugiarse, dará más funcionalidad. 
  • Se pueden plantar algunas hierbas pequeñas en las esquinas: son elementos muy lucidores en la decoración, sin embargo no puede hacerse en todos los casos, depende del tamaño del hábitat artificial y las condiciones del ambiente, es decir, si es demasiado húmedo o caluroso y es complicado mantener sanas a las plantas sin echar a perder el terrario cada vez que se riegue la planta. En dado caso recurrir a macetas pequeñas es buena opción. 

Más alternativas

  • Otros elementos que engalanan un terrario para insectos son las conchas de mar, las canicas de vidrio o las piedras de colores que se adquieren en los acuarios. Como son resistentes y manejables , es posible realizar diseños tan sencillos o complicados como se desee, para dar vida a los quehaceres diarios de los insectos. Un fondo de papel con un paisaje exótico o selvático darán el toque personal.
  • Es cierto que los insectos tienen sus propios rituales de supervivencia, pero como responsables del terrario hay que asegurarse de la limpieza de todos los elementos. La tierra no debe tener parásitos, los adornos deben estar lavados y secados al sol para eliminar microorganismos y las plantas, si se colocan, deben estar podadas y sin plagas.