Consejos de la abuela para curar el resfriado

El resfriado es algo natural que se cura de forma natural, al estilo y con los consejos de la abuela

Durante generaciones, hemos tenido a la mano plantas y esencias de la naturaleza para poder curarnos de diversas enfermedades. El resfrío no escapa a ellas: estos métodos, como cualquier costumbre de antaño, han sido trasmitidos de generación en generación hasta nuestros días. En la actualidad, nuestras abuelas son las llamadas a curarnos de esa gripe fastidiosa que nos molesta hasta que la enfermedad haya concluido su interminable ciclo, y el último recurso de nuestras madres quienes siempre han recurrido a la abuela para la cura de nuestro resfrio.

Curando nuestra gripe con los consejos de la abuela
Un consejo que seguramente les ha agradado también a ustedes es aquel método de permanecer en cama bien arropado a la espera de la taza de zumo de limón bien caliente con su miel de abeja disuelta en ella. La preparación es sencilla: en una taza de agua caliente, viertes un zumo de limón completo, agregas la miel al gusto y listo. Para que surta efecto, asegúrese de que esté bien caliente.

La abuela también aconseja para la cura del resfriado que el enfermo debe tomar abundante agua durante el lapso del tiempo en que "madura" la enfermedad, ya sean bebidas cítricas en el día y por las noches puede ser un plato de sopa de pollo bien caliente.

Más consejos de la abuela para curar el resfrío
Otro de los milenarios consejos de la abuela para la cura del resfrío es utilizar el ungüento de eucalipto (en la actualidad lo encuentras en cualquier farmacia), el cual se frota en el pecho y espalda del enfermo y se abriga bien con el fin de incentivar a la sudoración. Los vapores medicinales del eucalipto ayudarán a descongestionar la garganta, este tratamiento lo puedes acompañar con la toma de un té bien caliente hervido con una cascara de limón.

Estos consejos de la abuela para la cura del resfrío sirven para la cura definitiva, y no la oculta como los medicamentos actuales.