Consejos de oro para empezar a correr con estilo

Para correr con estilo es importante hacerlo con la indumentaria adecuada, mantener una postura erguida y disfrutar cada paso que se da, ya que la actitud es muy importante en los corredores.

Correr es una de las actividades deportivas más practicadas y representa una gran oportunidad para mantenerse en buen estado de salud, relajarse del estrés diario y disfrutar de ejercitarse al aire libre. Sin embargo, para empezar a correr con estilo, es importante cuidar varios detalles que son fundamentales para evitar lesiones y mejorar el rendimiento físico.

Ropa y calzado adecuados
Para empezar a correr con estilo es fundamental cuidar la indumentaria que se utiliza, ya que la vestimenta es uno de los elementos más importantes para sentirse cómodo y ligero durante el entrenamiento. De esta forma, usar ropa deportiva adecuada va a influir de manera positiva en el estado de ánimo del corredor.

 

Otro consejo importante para empezar a correr con estilo es elegir el tipo de zapato correcto. Hacerlo con cualquier calzado es uno de los principales errores que cometen las personas que inician en esta actividad y esto representa más posibilidades de lesiones, mayor cansancio físico y mucho desgaste mental por lo incómodo que resulta correr con tenis inadecuados.

La técnica correcta y la postura del cuerpo
La postura del cuerpo es uno de los aspectos más importantes para correr con estilo y esto se logra aplicando una técnica correcta en cada zancada que se da. El primer punto es no arrastrar los pies, ya que es muy común que esto suceda sobre todo cuando se empieza a sentir cansancio, por lo que es mejor bajar el ritmo, caminar a paso rápido y recuperarse para luego aumentar la velocidad.

 

Igualmente la posición de la parte superior del cuerpo es esencial para correr con estilo. La espalda debe de estar recta y relajada, la cabeza levantada y la mirada hacia el frente. Los brazos deben estar libres para subir y bajar al mismo ritmo que los pies y de manera intercalada, proporcionando con esto mayor potencia y equilibrio al corredor.

 

Finalmente, la forma en que se pisa es uno de los elementos que distingue a las personas que corren con estilo. La forma adecuada es utilizar las puntas para apoyarse y disminuir el impacto que provoca el golpeteo constante con el piso. Además, esta técnica va a propiciar que el tronco se incline un poco hacia delante, la zancada sea más grandes y los músculos se mantengan relajados logrando un mejor desempeño.