Consejos domésticos para prevenir el calentamiento global

Acciones tan cotidianas como limpiar la casa, bañarnos, lavar la ropa o desplazarnos en coche, supone muchas veces un derroche de energía cuyos gases emanados incrementan el calentamiento global.

Reduciendo el consumo desmesurado, evitando la sobreproducción y promoviendo el reciclaje y la concienciación, se puede ayudar a disminuir este mal que afecta a todo el planeta. Tomando cada uno la iniciativa y sumando voluntades, se puede evitar el calentamiento global, el derretimiento de los polos, el efecto invernadero y todos los daños que ha estado sufriendo el planeta en estas últimas décadas.

Cómo ayudar a al medio ambiente desde nuestro hogar

  • Hay muchas formas de combatir el calentamiento global, desde el simple hecho de no derrochar agua, utilizando sólo la necesaria y no dejando que corra inutilmente, hasta usar bombillas de bajo consumo, para evitar el uso excesivo de energía. En todos los ambientes de nuestro hogar hay aparatos que pueden ser controlados para no gastar en exceso.
  • Utilizar, por ejemplo, la lavadora completa de ropa en vez hacerlo con poca cantidad, lavar el vehículo con balde y esponja sin usar manguera, pasar el trapo sobre los suelos en lugar de baldear y ducharse en un tiempo prudente, en vez de llenar la bañera cada vez, previenen el derroche del agua.
  • Al mismo tiempo, apagar la luz, los televisores y los computadores mientras no se esté haciendo uso activo de ellos, es también una manera de ayudar a no malgastar la electricidad. Tanto ésta como el agua son imprescindibles, y su mal uso influye directamente en el calentamiento global. 

Saber es la base del cambio

  • Cuando se limpia la casa, se usan muchos productos que afectan, no sólo nuestra salud, sino también al planeta. Y aunque la mayoría son imprescindibles para mantener una buena desinfección, muchos otros pueden ser remplazados por productos elaborados a base de plantas y elementos no químicos, que son más seguros e igual de eficaces. Lo importante es tener en cuenta qué compramos y saber identificar los que son inocuos para no contribuir al calentamiento global.
  • Al momento de tirar la basura, si se separa lo biodegradable de lo que no lo es, se está contribuyendo al reciclaje de materiales y a prevenir efectos contaminantes en el ambeinte. Podemos reutilizar las hojas de impresora, los papeles de diarios y revistas y cualquier otro producto compuesto por celulosa; esta forma de reciclaje evita la tala desmesurada de árboles que se requieren para su fabricación.
  • Para desplazarse, se puede utilizar el transporte público, vehículos compartidos con compañeros, caminar o usar cualquier otro medio que no utilice combustible, como bicicletas, patines, etc. De esta manera se reducirá la emanación de gases nocivos, como el dióxido de carbono, que son los principales causantes del calentamiento global.