Consejos fundamentales para diseñar un bolso de viaje

La comodidad, la seguridad y un diseño bonito son los puntos más importantes a tener en cuenta cuando se va a diseñar un bolso de viaje que resulte útil para todo tipo de personas.

A la hora de viajar es indispensable llevar una bolsa siempre a mano con los documentos, la ropa y algunas provisiones. Cuando se va a diseñar un bolso de viaje es importante tener en cuenta muchos factores para que sea más cómodo y funcional llevarlo en cualquier circunstancia.

Un bolso que aproveche el espacio y sea cómodo

El espacio y su organización es vital cuando se trata de diseñar un bolso. En los viajes hay que tratar de ir lo más cómodos y organizados posibles y por eso hay que procurar no desperdiciar el espacio interior con rellenos o partes demasiado gruesas internas al bolso. Procura también que las asas sean de un material acolchado que no se clave en la mano para que el bolso sea cómodo de llevar.

 

Sin embargo, para que su utilización sea más sencilla, es recomendable hacer dentro del bolso algunos compartimentos para guardar diferentes cosas. Uno pequeño para el teléfono móvil, otro un poco más escondido para la documentación y algunos bolsillos externos para las cosas que el usuario quiera tener más a mano.

Un bolso que sea seguro

Una de las mayores preocupaciones que tenemos cuando vamos de viaje es el temor a que nos roben. Por ello, para diseñar un bolso es importante tener en cuenta que este tiene que ser seguro.

 

Es una buena idea establecer un cierre seguro, en el que incluso el usuario pueda poner un candado. En los bolsillos interiores es bueno poner cremalleras porque evitan que se mezclen los enseres. Por ejemplo, el bolsillo que esté habilitado para guardar comida es mejor que esté aislado contra derramamientos. También es importante poner un forro interior impermeable para evitar que se mojen las cosas que estén dentro, esto es especialmente útil para viajes a la playa.

Un bolso que sea atractivo

Por último, no hay que olvidar que al diseñar un bolso es importante que este resulte atractivo a los usuarios. El tejido del que esté hecho puede ser ligero o más grueso dependiendo para el tipo de clima que tenga el lugar al que se esté pensando viajar. En cuanto al diseño de la cubierta, es preferible que sea liso sin estampados para evitar así que sea excesivamente llamativo y sea más suceptible a percances, aunque si te gustan los colores chillones y los estampados no debes renunciar a ellos.