Consejos originales para preparar el baile de boda

Un baile de boda puede ser original si no tenemos en la cabeza los típicos estereotipos y sabemos adaptarlo de forma amena y divertida a nuestra forma de ser

Ya sea por tradición o porque forma parte del espectáculo, a muchas parejas les gusta preparar un baile de boda en el que será posiblemente el día más importante de sus vidas. Un baile de este tipo no tiene por qué ser el baile convencional que vemos en todas las películas, lo podemos adaptar a nuestro carácter con ideas originales.

Nuestro baile favorito

En ocasiones, el mejor baile de boda puede ser uno que nos guste y que estemos acostumbrados a bailar. Puede que estemos en una academia de ritmos latinos y lo más adecuado sea preparar un bachata o una salsa, o que seamos aficionados a las ferias andaluzas y lo más divertido sea bailar un sevillana.

 

Un baile de boda también puede ser la ocasión ideal para encontrar tiempo y aprender a bailar algo que siempre nos gustó, como los bailes de salón o otro tipo de baile más original como los descritos en el apartado anterior. Lo importante es que nos sintamos a gusto con lo que bailamos.

 

La música para el baile

La música para el baile de boda es otra de las cosas que hay que elegir con mucho mimo. Una buena idea es buscar a un amigo nuestro que sea cantante o músico y pedirle que haga una canción especial. También podemos elegir una canción que represente algo importante para la pareja.

 

El vestuario de vuestro baile

Si bien podemos siempre hacer el baile de boda con el mismo atuendo con el que nos hemos vestido para la ceremonia principal, también es divertido cambiarlo adaptándolo al baile, sobre todo en el caso de la mujer. Además, de esta forma podremos bailar más cómodamente.

 

Si el tipo de baile que vamos a preparar es de estilo latino, un vestido más corto y blanco puede ser ideal y si es de tipo folclórico, uno con detalles que recuerden a la feria a la vez que se mantenga la elegancia será perfecto. Lo importante es que sean guiños divertidos que sorprendan a nuestros invitados.