Consejos para abrir una cuenta bancaria de estudiante

En la actualidad, abrir una cuenta bancaria de estudiante no es un proceso complicado, pero es importante conocer todos los pasos necesarios para hacerlo.

En todos los países del mundo, los estudiantes tienen acceso a muchas ventajas que hay que saber aprovechar. Una de estas oportunidades las ofrecen las entidades financieras al abrir una cuenta bancaria de estudiante, es por esta razón, que hay que conocer a fondo su proceso de apertura para aprovecharla al máximo.

Primeros pasos
Lo que se aconseja como primera medida para poder abrir una cuenta, es comprobar la legalidad de su situación de residencia, es decir, si usted es un ciudadano de ese país basta con presentar su documento de identificación nacional oficial. Sin embargo, si usted es extranjero, debe presentar el documento que demuestre la formalización legal de su residencia, esto es de vital importancia a la hora de abrir una cuenta bancaria de estudiante.
El costo de la anterior gestión depende exclusivamente de la entidad bancaria que se haya elegido para la apertura de esta cuenta.

Consejos prácticos
Como primer paso para la elección de su entidad financiera, es recomendable escoger aquella que se ubique cerca del campus estudiantil o que cuente con alguna clase de convenio con la institución educacional a la cual pertenece, esto con el fin de aprovechar sus ventajas e incluso ahorrarse algunos trámites en este proceso.
Una cuenta bancaria de estudiante, generalmente sí tiene costos mensuales de manejo y de apertura, algunas veces omiten este paso si el estudiante es menor de 26 años, así que se recomienda no obviar dar esta información para que le abran la cuenta que tenga estas ventajas.

Datos necesarios para abrir su cuenta
Una vez se haya escogido la entidad para abrir la cuenta bancaria de estudiante, es necesario saber qué datos hay que proporcionar al gestor de esta diligencia. Los más importantes son el nombre completo y el número del documento legal de residencia (ya sea nacional o para extranjeros).

 

Posteriormente se pedirá el carné estudiantil o una carta expedida por la institución educativa que compruebe que se están cursando los estudios en ese lugar junto con un comprobante del domicilio del estudiante. Además, se solicitaran referencias bancarias de otras entidades en las cuales haya tenido o tenga otra cuenta bancaria. Y, finalmente, para abrir una cuenta bancaria de estudiante, es necesario ir personalmente para realizar las correspondientes firmas y verificaciones de documentos originales, ya que seguramente se le solicitarán las respectivas fotocopias de cada uno de ellos. Una vez verificado este paso, ya se podrá comenzar a disfrutar de los beneficios de la cuenta estudiantil.