Consejos para afilar la cadena de la motosierra

Afilar una motosierra de una forma segura y fácil no es complicado de realizar si procedemos con la precaución necesaria

El método más seguro para afilar una motosierra es encargar dicha tarea a un profesional que disponga de las herramientas eléctricas necesarias. No obstante es más económico y relativamente sencillo hacerlo de forma manual, siguiendo una serie de pasos ejecutados con el máximo cuidado y precisión. La primera precaución que debemos tener en cuenta es evitar en todo momento dañar la cadena.

Se debe usar solo herramientas adecuadas para afilar una motosierra

  • Hay que utilizar limas especialmente diseñadas o afiladores que se encuentran fácilmente en la ferretería más próxima. No se debe usar nunca una lima triangular. Para afilar una motosierra se utiliza una lima redonda, generalmente de 7/32 aunque puede variar según la medida de la cadena. Es importante conocer el calibre de la hoja para comprar el afilador correcto.

 

  • El medidor de la hoja determina el ángulo de afilado. Si se usa un afilador eléctrico hay que insertar la punta de la herramienta en la ranura de la hoja y suavemente trabajar de atrás hacia adelante.

 

Procedimiento sobre cómo afilar una motosierra

  • Colocar la motosierra en una superficie estable y nivelada. Con la cadena puesta se observa cómo la lima cabe perfectamente entre el hueco de los dientes. La cadena debe estar lo suficientemente tensa antes de comenzar. Se coloca la motosierra con la cadena hacia afuera. 

 

  • Se introduce la lima en la primera curvatura de un diente y se desliza dos o tres veces, siempre desde adentro hacia afuera. Es importante efectuar las mismas pasadas a cada diente, de lo contrario la motosierra cortará de forma irregular.

 

  • Posteriormente, hay que saltarse un diente, pues cada uno tiene una orientación distinta, y se continúa con el proceso hasta dar la vuelta completa. Es fácil saber cuándo la vuelta está terminada porque se ven los dientes limpios y afilados. Después se da la vuelta a la motosierra y se continúa con los dientes "impares".

 

  • Posteriormente habrá que lubricar frecuentemente la cadena. También se debe inspeccionar la herramienta y verificar los niveles de aceite cada vez que se proceda a su uso. Saber afilar una motosierra es un proceso imprescindible para darle vida a su herramienta.