Consejos para antes y después de tomar el sol

Tomar el sol protegiendo la piel con un una crema solar acorde al tipo de piel siguiendo un cuidado diario de exfoliación e hidratación, garantiza un bronceado sano y duradero.

No hay nada más emocionante que salir de vacaciones durante la época de verano para disfrutar de una agradable temporada, descansar y sobretodo broncearse completamente, a la hora de tomar el sol es muy importante tener en cuenta factores como, por ejemplo, hidratar el cuerpo para preparar la piel antes de su exposición, para esto lo más aconsejado es tomar 8 vasos diarios de agua por lo menos una semana antes de exponerse al calor y así evitar posibles deshidrataciones.

Antes de tomar el sol

  • Como primera medida antes de salir a tomar el sol hay que tener en cuenta que la piel debe estar muy limpia y sin restos de maquillaje, ya que se ha comprobado que la exposición de estos elementos al calor producen reacciones químicas que producen fuertes irritaciones y quemaduras.
  • Además, no se pueden utilizar productos que contengan alcohol como desodorantes, perfumes o colonias porque al contacto con el sol pueden manchar la piel por largos periodos de tiempo.
  • Es muy importante elegir un protector solar acorde al tipo de piel, generalmente la pieles de tonos más claros son las mas delicadas, es por esto que se aconseja consultar el foto tipo en alguna farmacia o en los sitios especializados en protectores solares para evitar posibles insolaciones, una vez que se tenga claro este punto hay que aplicar esta clase de cremas media hora antes de la exposición al sol con la piel completamente seca. 

Después de tomar el sol

  • Tras pasar un tiempo expuesto a los rayos solares, se recomienda tomar una ducha con agua tibia con el fin de hidratar la piel, mantener el bronceado, cerrar los poros y no sufrir cambios de temperatura bruscos que puedan causar dolencias musculares.
  • A continuación, es primordial aplicar un gel especial para después de tomar el sol, sobretodo en la parte facial y alrededor de los ojos que son a la final los más afectados por los efectos solares.
  • Finalmente, conviene recordar que los rayos solares excesivos afectan enormemente a la salud de la piel y el cuerpo en general, así que lo mejor es exponerse el menos tiempo posible para además evitar quemaduras fuertes.