Consejos para aprender a andar con zapatos de tacón

Existen algunas técnicas para acostumbrarse a caminar con zapatos de tacón y disfrutar de las ventajas que estos aportan al estilo de toda chica.

Los zapatos de tacón nunca pasan de moda. No solo porque ofrecen un toque de elegancia a cada atuendo, sino también porque estilizan la figura y ayudan a entrenar los músculos de las piernas. De esta manera, todas quieren usarlos, pero mientras muchas tienen facilidad y se acostumbran rápidamente a este tipo de calzado, para algunas supone un gran reto.

Adquirir práctica

Antes de lucir zapatos de tacón en una fiesta o reunión, lo ideal es practicar dentro del hogar hasta adquirir naturalidad en el andar. Simplemente es necesario comenzar con pasos lentos, apoyando primero el taco y luego la punta de cada zapato, para más tarde intentar aumentar la velocidad progresivamente.

 

En esta etapa es necesario aprender a mantener el equilibro. Para ello, se debe erguir la columna y controlar que los tobillos no se balanceen demasiado. Al principio la sensación es extraña, sobre todo para aquellas que acostumbran a andar encorvadas, pero una vez que se logra mantener la postura correcta es posible caminar sin problemas.

Enfrentándose a las escaleras

Al salir con zapatos de tacón es normal encontrarse con la necesidad de utilizar escaleras. Quienes aún no tienen la práctica suficiente deben ser cuidadosas para evitar lastimarse. Siempre es recomendable subir por los escalones apoyando solo la punta del pie. Y al bajar hacerlo de costado, lentamente. Al mismo tiempo, sigue siendo importante mantenerse erguida.

Elegir la altura adecuada

Al aprender a andar con zapatos de tacón es necesario encontrar la altura adecuada para cada mujer. Aquellas cuya principal dificultad es la de mantener el equilibrio, deben optar por unos de no más de tres centímetros de alto. Esta es una buena medida para comenzar, y al mismo tiempo es el mínimo de alto adecuado para no sufrir dolores de columna.

 

Por otro lado, quienes se sienten más seguras para mantener la estabilidad del cuerpo y desean verse más altas, pueden probar con tacones de cinco centímetros, pero no más hasta adquirir entrenamiento.