Consejos para aprobar la oposición de funcionario de prisiones

Aunque parezca difícil aprobar la oposición de funcionario de prisiones, con una actitud positiva y siendo constante podemos superar esta prueba.

Sobre todo, debemos tener muy claro cuáles serán las labores de un funcionario de prisiones, que son, entre otras, el registro de los presos cuando entran a formar parte del Instituto Penitenciario, sus expedientes judiciales, la vigilancia y cuidado de los mismos, colaborar en los talleres de integración social de los presos, y todas las funciones de seguridad, burocráticas y administrativas que se requieran. Estos factores son fundamentales a la hora de tomar la decisión de estudiar una oposición de este tipo, ya que, en muchos casos, solemos hacernos ideas preconcebidas y falsas sobre las labores que debe desempeñar este tipo de profesionales.

¿Qué tenemos que hacer para aprobar?
No hay ninguna receta milagrosa para sacar la plaza de funcionario de prisiones, sólo tenemos que tener claro nuestro objetivo y mantenerlo siempre en nuestra mente.

Para ello, es muy importante la mentalización antes de ponernos manos a la obra. Es un reto en la vida que, de ahora en adelante, será nuestra máxima prioridad. Posteriormente, debemos planificar en un calendario los temas a estudiar cada día o cada semana, dejando a un lado las improvisaciones en nuestro estudio. Los expertos recomiendan empezar a estudiar los temas de dificultad media, seguir con los de dificultad alta, y por último, terminar con los de dificultad baja.

Cuando entremos en materia, primero debemos leer el tema a estudiar, subrayando lo más importante. A continuación, haremos un esquema de las ideas principales y por último, dar un repaso hablando en alto. Esta técnica ayuda bastante a retener conceptos en nuestra memoria.

Debemos ser constantes en nuestro estudio, pero sin descuidar nuestros tiempos de descanso. Lo aconsejable es estudiar de 6 a 8 horas al día para aprobar una oposición de funcionario de prisiones. Las horas de sueño también es un factor fundamental para rendir al máximo en nuestro estudio. Éstas deben ser de 7 a 8 horas. Y por supuesto, descansar 10 minutos por cada hora de estudio.

Finalmente, el día antes del examen lo tomaremos de jornada sabática. Si hacemos lo contrario solo lograremos ponernos nerviosos y que se nos quede la mente en blanco el día del examen.

Los exámenes tipo test, otro gran reto
Las oposiciones para entrar en el cuerpo de funcionario de prisiones normalmente se constituyen de varias pruebas, y casi todas son tipo test. Unas serán sobre aptitudes y otras sobre el temario que hemos estudiado.

Lo más importante es pensar bien las respuestas, ya que estas pruebas suelen ser eliminatorias y solo una respuesta es la correcta.