Consejos para comprar ropa de tallas grandes a través de Internet

Tomarse las medidas exactas y constatar la seriedad del sitio web son algunas recomendaciones para comprar ropa de tallas grandes en la red, y así evitar sorpresas.

Aunque se ha convertido en una actividad muy popular, comprar ropa online, especialmente si se trata de tallas para mujeres robustas, tiene sus riesgos, a menos que se adopten ciertas medidas, sencillas pero muy efectivas, que convertirán esta experiencia en algo provechoso y divertido.

Escoger la talla y tienda apropiadas

Lo primero es seleccionar la talla correcta, o se tendrá que devolver la mercancía, asumiendo el comprador el gasto del reenvío. El problema es que cada tienda posee una clasificación de tallas diferentes; un 50 en una puede equivaler a un 52 en otra. Afortunadamente, la mayoría las explican también en términos de medidas, tanto de las caderas como de la cintura y el busto.

 

Por este motivo, no queda otro remedio antes de comprar tallas grandes por Internet, que tomar una cinta métrica de las que usan las modistas y anotar dichas dimensiones. Lo ideal es suministrar los datos completos a la tienda, si fuese posible, para que quede constancia en caso de alguna devolución.

 

En Internet se puede comprar ropa de tallas grandes tanto en sitios que ofrecen ropa en general, que funcionan a manera de tienda por departamentos; como en determinados establecimientos dedicados especialmente a este tipo de prendas. Dependerá en este caso de los gustos del cliente y de la confianza que aquellas inspiren.

Costes de envío y plazos de entrega

Es conveniente revisar algunos aspectos del establecimiento virtual antes de comprar ropa o accesorios, comenzando por el estilo de las prendas que ofrecen. Lo usual es que muestren algún tipo de catálogo más o menos detallado, en el que se pueda apreciar además la calidad de las prendas y su acabado.

 

Adicionalmente, lo recomendable es comprar ropa en tiendas serias y conocidas, preferiblemente de la que se tengan referencias. Puesto que los gastos de envío son regularmente cargados al comprador, y el tiempo de entrega es un elemento importante, mientras más cercano sea el lugar desde donde despachan la mercancía, mejor.

 

En cualquier caso, para comprar ropa online es básico revisar cuánto cobran exactamente por cada envío y cuánto tardan en entregarlo. Si se trata de la primera adquisición, no es aconsejable encargar muchas prendas hasta constatar que efectivamente la tienda cumple con los costes y plazos de remisión.