Consejos para comprar una impresora

A la hora de escoger una impresora, más importante que el precio o la marca, es el uso que le vamos a dar y si sus características se adaptan a nuestras necesidades.

Existen especialmente en el mercado dos tipos de tecnología de impresión: de inyección de tinta y láser. Las primeras usan cartuchos de tinta líquida y su calidad de impresión viene determinada por el tipo de papel que se utilice. Mientras que las láser funcionan con tóner, tienen más calidad y son más rápidas que las impresoras de tinta.

Cómo ahorrar en los cartuchos

Un aspecto fundamental que tenemos que estudiar antes de adquirir una impresora son la idoneidad de los cartuchos de tinta que lleva. En muchas ocasiones ha pasado que los usuarios han comprado una por tener un precio barato, y después al agotarse la tinta e ir a cambiar el cartucho se dan cuenta que por el mismo importe se podrían comprar una impresora nueva.

 

Aparte del cartucho negro, las impresoras pueden llevar otro único de color o tres cartuchos de colores rojo, amarillo y azul. Si se va a imprimir poco a color, compensa tener un sólo cartucho, pero si vamos a necesitar hacer muchas impresiones nos conviene más los tres cartuchos, porque si uno de los colores se gasta no vamos a tener que cambiar los otros.

Otros parámetros que tenemos que tener en cuenta.

Uno muy importante es la resolución, que se mide en puntos por pulgada (ppp). La calidad de lo que vayamos a imprimir va a depender de la resolución de la impresora. Si queremos imprimir imágenes vamos a necesitar sobre 1200 x 4800 ppp.; si queremos sólo realizar impresiones de documentos con 600 x 600 ppp nos va a valer.

 

Otro punto a tener en cuenta es la velocidad de impresión sobre todo si tenemos que imprimir muchas copias. Se expresa en páginas por minuto (ppm) y también viene determinada por el modo de impresión, si es óptimo, normal o borrador.

 

En los últimos años las impresoras multifunción están siendo muy demandadas, porque además de imprimir añaden otras funciones muy practicas como son las de escáner, fotocopiadora y fax. Tienen la ventaja de que ocupan muy poco espacio.