Consejos para conseguir una cara más morena

Para conseguir una cara más morena no hace falta pasar largas horas al sol. Los productos cosméticos y el maquillaje también pueden ser de gran ayuda para conseguir un saludable tono bronceado durante todo el año.

La cara es una de las partes del cuerpo que más expuesta se encuentra a los rayos solares, y también la que más deseamos que luzca bronceada y con un aspecto saludable. Para conseguir una cara más morena, es necesario cuidar la piel y conocer los productos más adecuados para nuestro rostro.

Cuidar la piel al sol
El sol es el recurso más utilizado por la mayoría de personas para broncearse. La cara se expone al sol tanto en verano como en invierno, y, si bien es cierto que el sol es beneficioso para nosotros, también puede ser muy perjudicial. Los rayos ultravioleta producen envejecimiento prematuro de la piel, así como manchas y sequedad.

 

Si deseamos conseguir una cara más morena gracias al sol, es importante protegerla con una crema específica para la piel del rostro, con factor de protección alto. La mayoría de las cremas de tratamiento contienen también factor de protección solar, por lo que es importante asegurarnos que el producto que usamos durante todo el año nos proteja también de los rayos ultravioleta.

Obtener color gracias a los autobronceadores
Una de las mejores formas de conseguir una cara más morena es la utilización de los autobronceadores. Los autobronceadores son productos cosméticos que basan su fórmula en un compuesto llamado DHA, que se oscurece u “oxida” la piel durante unos días tras la aplicación del producto. En el mercado existen infinidad de autobronceadores, en distintas fórmulas y texturas, y su aplicación es muy sencilla.

 

Para conseguir buenos resultados con el autobronceador, tan solo es necesario exfoliar la piel, de modo que ésta esté limpia, suave y presente una superficie regular. A la hora de aplicar el producto, deberemos repartirlo bien por toda la cara, asegurándonos de hacerlo de forma regular para que la piel tome un color uniforme. Para mantener el tono obtenido, tan solo es necesario reaplicar el producto dos o tres veces por semana.

Una tez más bronceada gracias al maquillaje
El maquillaje puede ser también uno de nuestros grandes aliados a la hora de conseguir una cara más morena. Tanto en verano como en invierno, los llamados polvos de sol pueden ayudarnos a resaltar el tono de la piel, haciendo que esta parezca más saludable y luminosa. Con una brocha de tamaño mediano, aplicaremos los polvos oscuros en aquellas zonas donde suele incidir más el sol: frente, parte superior de los pómulos, parte superior de la nariz y barbilla.