Consejos para crear un grupo de música indie

Cuando la música no es un negocio, sino una necesidad urgente de expresión, sólo queda una alternativa: crear un grupo de música indie.

Cientos de miles de músicos en todo el planeta pertenecen al llamado ámbito indie. No es algo que se busque o se pueda forzar, sino algo natural cuando se confía más en sí mismo que en las opiniones ajenas. Estos son algunos consejos para formar un grupo de música indie.

Encontrar a los músicos

Cuando se quiere formar un grupo de música indie una de las cosas más importantes es hacerlo con gente con la que se tiene buen nivel de comunicación y similares gustos musicales. Muchas veces esta gente se encuentra dentro del grupo de amigos que se frecuentan, con los que se puede disfrutar compartiendo un nuevo descubrimiento musical, comentando conciertos o intercambiando material.

 

Puede ocurrir que el músico se mueva entre personas que escuchan otro tipo de música y se sienta un poco solo en este aspecto. Ahí es cuando hay que recurrir a otros medios para encontrar con quien tocar y llevar adelante las ideas propias, o colaborar con las de otros. Para esto se pueden poner avisos en la red o entrar en foros y buscar músicos que se inspiren en el mismo género, que vibren parecido o que “se les muevan las mismas fibras”.

El camino de los grupos de música indie

Cuando ya se han encontrado a las personas, que incluso pueden ser aún músicos en potencia, hay que empezar a probar, ensayar, juntarse, pasarlo bien y tocar. En un grupo de música indie el grado de empatía entre los miembros es un elemento básico. No deben quedarse con nada por decir luego de un ensayo. Las cosas irán saliendo bien en la medida en que la interacción entre los miembros del grupo sea fluida y sincera.

 

La música indie es mucho corazón, mucha experimentación y también mucho trabajo, ya que se está creando un camino musical propio, que muchas veces es duro. La constancia y el compromiso son fundamentales. Luego llega la satisfacción de escuchar algo terminado que provoca asombro a los propios músicos y que no tiene comparación con nada, y eso es la mejor recompensa para un grupo de música indie.