Consejos para cuidar el jardín durante el verano

El verano es una de las épocas del año que más disfrutamos del aire libre y los espacios verdes y es por ello que precisamos cuidar el jardín para poder apreciar mejor su belleza y frescura.

Es imprescindible cuidar el jardín durante el verano, ya que debido a las altas temperaturas las plantas que ya habíamos sembrado y las que ya florecieron en la época de primavera requieren de cuidados especiales, sobre todo de una hidratación constante según los requerimientos de cada especie en específico.

Las mejores plantas para cuidar el jardín en verano

Dentro de las especies que se adaptan con mayor facilidad al calor y que nos harán mucho más cómodo cuidar el jardín en esta época se encuentran los árboles, las flores y arbustos. En el caso de los árboles, por excelencia podemos mencionar el mejor conocido como árbol de Júpiter, el cual nos regala bastantes flores y no requiere de abundante agua. Los geranios son preferidos por su hermoso colorido y sólo necesitan ser regados dos veces al mes.

 

Una de las especies preferidas por su hermosura durante el verano son las palmeras y la mejor época para realizar su transplante es precisamente esta, debido a que este tipo de especies requieren de mucho calor para afianzar sus raíces.

 

También están aquellas plantas que queremos ver florecidas cuando llegue el otoño, como son los bulbos y los almácigos, sin olvidar mantenerlos en sitios frescos y ventilados. Además, hay que prestar especial atención a las plantas trepadoras y enredaderas, realizando un podado constante, lo que se te hará muy fácil porque sus raíces no son muy rígidas.

Requerimientos especiales para tu jardín

No debes olvidar que existen tareas impostergables para cuidar el jardín durante la época de verano y que te van a asegurar que el mismo se conserve en óptimas condiciones para disfrutarlo en estos días de tanto calor. Para ello debes tomar en cuenta algunos factores que te serán de mucha utilidad, ocupando el primer lugar el regadío diario dependiendo de las necesidades de cada especie, siendo las mejores horas las diurnas y las nocturnas.

 

Recuerda que durante el verano debes cuidar el jardín, poniendo interés especial en los árboles frutales porque son los preferidos de las aves. Para evitar que los hagan daño colocarás una malla especial a su alrededor y así quedarán protegidos.

 

Para cuidar el jardín de plagas y enfermedades como las arañas rojas, aplicarás los insecticidas tomando las precauciones debidas, ya que si los utilizas en las horas más calurosas del día podrías quemar las plantas que habitan tu jardín.