Consejos para elegir el mejor caballo

Formas de reconocer y elegir el mejor caballo al momento de realizar una compra sin necesidad de ser un experto

Los caballos son uno de los animales más bellos y completos, no hay más sentido de la libertad que ver correr un caballo en el campo. Si usted desea adquirir un caballo tendrá muchas facilidades debido a que en la actualidad existen muchas especies que se ajustan a sus deseos y al presupuesto que se destine, por tal deberá saber cómo elegir el mejor caballo para evitar futuros inconvenientes y disfrutar plenamente de esta actividad.

Salud del caballo

  • Reconocer el estado de salud en el que se encuentra el caballo antes de realizar la compra es vital para elegir el mejor caballo, debido a que en esta etapa se pueden evitar inconvenientes y gastos posteriores en la salud del caballo. Aunque aparentemente sea un ejemplar sano, es aconsejable ser precavido. Si se tiene una cita para la compra de un ejemplar es recomendable visitar de forma inesperada y ver en qué estado se encuentra.
  • La decisión de compra debe ser basada en mucha información confiable, es así que para estar más seguros del estado de salud del caballo es recomendable acudir a un veterinario en el cual se confíe, quien hará un examen general para comprobar la salud del ejemplar y brindar una opinión confiable sobre si es conveniente realizar la compra o no.

Elegir en base a nuestros deseos

  • Si es un aficionado y ninguna vez ha tenido un caballo es recomendable empezar adquiriendo un caballo dócil y que esté acostumbrado a ser montado, es decir, elegir entre una yegua o un macho que esté castrado. La razón de este estado radica en que un caballo joven podría ponerse rebelde y alterar su comportamiento cuando se encuentre en celo, dificultando el control cuando se está cabalgando.
  • La edad del caballo es otro factor a tener en cuenta al momento de elegir el mejor caballo para nosotros. Lo que se recomienda si se tiene pocos conocimientos sobre cómo educar al caballo es comprar un ejemplar de siete años que tenga un buen semblante, esté bien domado, acostumbrado a la gente y así evitar contratar a un experto no sólo para que dome, sino para mantener la disciplina y no dejarse dominar por el caballo joven.
  • El tamaño para elegir el mejor caballo está en relación de la estatura. Si se es de una edad mayor es recomendable montarlo y probar el caballo que nos facilite el control; si se es joven en edad de crecimiento se aconseja comprar un caballo más grande para que cuando se crezca el tamaño sea el ideal para usted. Finalmente, compruebe con sus propios ojos las características que les comenta la persona que vende el ejemplar.