Consejos para eliminar los malos olores de la casa

Los malos olores en el hogar son totalmente evitables, tan solo hay que encontrar el origen y aplicar la solución adecuada para que vuelva a ser un lugar confortable.

Al entrar al hogar, siempre hay una fragancia característica debido a los perfumes y ambientadores. Pero todas las alarmas suenan cuando se perciben malos olores de humedad, tuberías sucias, tabaco, pescado cocinado ayer... en definitiva, olores desagradables que desesperan a los dueños de la casa intentando buscar su origen y una solución efectiva.

Causas y prevención de los malos olores

La causa principal de los malos olores en una casa proviene de las tuberías, aunque esto tiene fácil solución si no se utilizan como si fueran cubos de basura donde tirar todo tipo de residuos. En cualquier caso caso, el uso de remedios como desatascadores, sosa cáustica o soluciones de agua y vinagre, siempre con agua hirviendo después, eliminarán los residuos y suprimirán esos olores molestos.

 

Las papeleras y cubos de basura originan también malos olores si no se cambian a menudo. Para ello, hay que hacerles una limpieza con lejía cada semana y retirar los desperdicios de los contenedores cada día, para que nunca se acumulen en casa más de lo debido, ya que los restos orgánicos se van pudriendo y originando pestes desagradables.

 

La humedad, sobre todo en los cuartos de baño, son causa de este problema y también un criadero de hongos perjudiciales para la salud. La limpieza de todo el cuarto de baño con desinfectantes como la lejía, usando además perfumes y ambientadores, es fundamental para evitar los malos olores por toda la casa.

Malos olores provocados por el tabaco y la comida

Los productos orgánicos son los más propensos a crear olores desagradables, ya que el aroma de cualquier alimento cocinado puede durar días e impregnar toda la casa. Quemando cáscaras de naranja y limón o ramas de canela, o poniendo durante unas horas un cuenco con vinagre, se absorberán estos olores desagradables en la cocina y se resolverá este problema.

 

En una casa donde hay fumadores los malos olores son algo habitual, pero hay remedios caseros muy sencillos para neutralizarlos, como un paño húmedo con vinagre o poner arena mojada con hierbas aromáticas en el fondo de los ceniceros. El uso diario de aromas naturales, como el incienso o la quema de otras plantas aromáticas ayudará a mantener el hogar con un perfume agradable.