Consejos para eliminar moscas de la fruta en casa

Con el buen tiempo la fruta es lo más apetecible pero también el alimento más propenso a ser víctima de las moscas de la fruta.

Las moscas de la fruta aparecen cuando llega el calor y, de todos es sabido, su predilección por el sabor dulce y, sobre todo, por la fruta madura y las verduras que tenemos en la cocina. Se reproducen a un ritmo tan veloz que en pocos días pueden llegar a convertirse en una plaga, tan incómoda como desagradable, que arruine definitivamente nuestros alimentos más delicados.

Precauciones para evitar que aparezcan

  • Como las moscas de la fruta no se pueden resistir ante la fruta abierta o la fruta blanda madura, en especial los higos, melocotones, albaricoques o caquis, es recomendable guardarlas en la nevera para evitar una pequeña invasión. 
  • Con la fruta más dura, como la naranja, manzana, tomate o melón, aunque también acabarán siendo infectadas, podemos dejarlas algún tiempo más al aire libre, aunque no demasiado, si no queremos que acaben también arruinadas.
  • Si una pieza de fruta ha sido ya atacada o presenta partes deterioradas, conviene cortarles el trozo infectado para que las moscas de la fruta no se reproduzcan. Las bolsas de basuras abiertas y los trapos de cocina sucios también son una tentación para las moscas de la fruta, por lo que, mientras más limpia tengamos la cocina menos focos de infección produciremos.

Trucos caseros para eliminarlas

  • Para hacer que desaparezcan de una vez por todas las moscas de la fruta, existen una serie de remedios caseros que podemos utilizar de manera eficaz para combatirlas. Un método de lo más natural lo tenemos en la planta de la albahaca que, tanto en una macetita como en ramitas puestas en el frutero, constituye un repelente natural ideal para ahuyentarlas de los alimentos.
  • Otro truco sencillo para eliminarlas consiste en colocar un cuenco o platillo con alguna fruta o sustancia muy dulce como cerveza, zumo o agua azucarada, a modo de cebo, que taparemos con un embudo, con lo cual las moscas entraran pero, al no encontrar la salida, morirán ahogadas en el líquido. Conviene colocarlo antes de que aparezcan las primeras moscas.
  • Si deseamos eliminar rápidamente una zona ampliamente poblada de moscas de la fruta, podemos rellenar con alcohol un pulverizador y rociar directamente sobre las propias moscas en vuelo. Siempre será menos nocivo rociar en la cocina con alcohol desinfectante que con peligrosos insecticidas. Ya podemos disfrutar de la fruta de una manera sana sin temor a que aparezcan las desagradables moscas de la fruta.