Consejos para estudiantes de Medicina: elegir especialidad

Los estudiantes de Medicina que deban elegir su futuro profesional tienen que estar muy bien informados de las ventajas y desventajas a las que estarán expuestos.

Algunos estudiantes de Medicina saben desde el inicio en qué se van especializar, otros aun lo desconocen al final y muchos cambian de parecer en el transcurso de sus carreras. Finalmente, la residencia los foguea en todas las ramas de la profesión y la práctica intensiva puede ayudarlos a encontrar la verdadera vocación.

Hacer lo que a uno le guste

  • La primera inclinación de cualquier idealista que se está formando es pensar que el día de mañana elegirá hacer lo que le guste y nada más. Si los estudiantes de medicina están seguros de aquello que desean para su futuro profesional, en el transcurso de sus carreras asistirán a conferencias o frecuentarán profesionales que los interioricen en el tema.
  • También podrán investigar las ofertas que existen en plaza y los campos de acción. Más allá de las materias en curso, deben tratar de enfocar un tema de interés y visualizarlo en la práctica, para lo cual serán de mucha ayuda otros estudiantes más avanzados o los docentes o tutores que frecuenten.
  • En el caso de tener que decidir pensando en el entorno familiar, que puede requerir que el día de mañana el profesional sepa que va a tener que instalarse a ejercer en determinado lugar geográfico, quizás le convenga pensar en las necesidades que le demandará el contexto social en el que vivirá para decidir acorde a ello.

Elegir con responsabilidad

  • No hay que olvidar que vivimos en un mundo en constante evolución y descubrimientos científicos, por lo que los estudiantes de medicina que aspiren a ser buenos profesionales seguirán en continuo aprendizaje. Asimismo, la especialidad es una construcción permanente a lo largo de la carrera y más tarde en el ejercicio pleno de la profesión.
  • Lo importante a tener en cuenta es que cada especialidad tiene características sobresalientes y diferenciadoras de otra, por lo que hay que evaluar si pueden o no adaptarse a ello. Ahondar en las carencias y potencialidades propias de la personalidad ayuda a decidir lo conveniente por sobre otras cosas.
  • El desarrollo profesional y en buena medida la realización personal se ponen en juego para los estudiantes de Medicina que tengan que elegir su especialización. Un exhaustivo análisis de las diferentes opciones puede ser acompañado por cursos teóricos de orientación, la guía de quienes ya han pasado por esas instancias y evaluar las aptitudes personales junto con el futuro que se planea.