Consejos para iniciarse en el kitesurf

Para todos los amantes de los deportes acuáticos, el iniciarse en el kitesurf será toda una aventura llena de adrenalina y velocidad, teniendo presente la forma más segura de practicarlo.

El kitesurf es un deporte extremo relativamente nuevo, se inició alrededor del año de 1980 y se fue haciendo mucho más conocido en el año 2000, superando cualquier expectativa. El kitesurf cuenta con una tabla y un elemento adicional que llama mucho la atención; una cometa, con la cual se obtiene mayor velocidad, es por esto que muchas personas consideran iniciarse en el kitesurf para vivir mayores velocidades sobre la tabla.

Pack de iniciación
Al iniciarse en el kitesurf se debe adquirir una tabla de surf que generalmente es más pequeña que las normales; este tamaño es ideal para poder maniobrar con mayor facilidad. El segundo material que caracteriza al kitesurf es la cometa, y esta se puede adquirir de distintos tamaños; la diferencia está en la potencia de arrastre que se puede conseguir. El factor a tener en cuenta a la hora de elegir el tamaño de la cometa radica en el peso del deportista y los vientos de la zona en donde practicará este deporte.

 

Como medida de seguridad la cometa debe estar unida a la cintura del deportista por dos a cuatro poleas unidas a un arnés que deben tener enganches para introducir las piernas, para evitar que al momento de practicar el arnés se suba e incomode. Adicionalmente, también se recomienda usar chalecos que sean cómodos, prácticos y den flotabilidad, por si en algún momento se cae la cometa y se está lejos de la orilla.

 

El uso del casco es indispensable para evitar golpes de gravedad cuando se practica en playas estrechas, poco profundas o zonas rocosas. Para medir la velocidad del viento se requerirá tener un anemómetro, para saber si el viento está en el rango de la cometa y aprovecharlo al máximo.

Iniciación
Para toda persona que desea iniciarse en el kitesurf debe saber que este deporte tiene un grado de riesgo, debido a las velocidades que se pueden alcanzar, por esto se debe evitar estrictamente el aprendizaje autodidacta. Al averiguar sobre alguna escuela y recibir cursos sobre el uso de los materiales, medidas de seguridad y el aprendizaje del kitesurf, se practicará de forma segura llegando a ser una actividad muy emocionante.

 

Para iniciarse en el kitesurf es muy básico saber nadar, tener presente que no se debe practicar en zonas con bañistas o playas que tengan obstáculos. Si se va a poner en práctica las primeras lecciones, es recomendable buscar aguas calmas como las lagunas, sin olvidar que nunca se debe practicar de forma solitaria, pues habrá ocasiones que se necesite el apoyo de alguien ante algún inconveniente.

 

El clima juega un papel muy activo en la práctica del kitesurf, se debe conocer las previsiones climatológicas a corto plazo, evitando en todo momento practicarlo cuando haya posibilidad de tormentas eléctricas. Finalmente siempre se debe constatar que los materiales se encuentren en condiciones óptimas antes de su uso.