Consejos para la cría del conejo doméstico

Uno de los animales más tiernos y sociales es el conejo doméstico. Criarlos en casa no es una tarea fácil, pero con paciencia, tiempo y espacio es posible

La gran mayoría de personas tienen la creencia de que el conejo doméstico, por ser un animal pequeño, no necesita de mayor espacio o mucho cuidado. Este es un pensamiento erróneo, ya que estas amigables criaturas deben contar con mucha atención, un ambiente grande en donde moverse con libertad y tiempo para poder atenderlos.

Consejos prácticos
Una de las cosas más importantes al decidir criar a un conejo doméstico es el espacio en el cual se va a desenvolver. Para esto es necesario un ambiente relativamente grande en donde se pueda mover con libertad. En caso de utilizar jaulas, se recomienda que éstas sean amplias y que el piso no sea de alambre; si es así, hay que colocar cartón o papel en la base ya que los conejos tienen unas patas muy sensibles.

Estos animalitos suelen ser muy nerviosos, razón por la cual es aconsejable ubicarlos en lugares tranquilos, lejos del ruido y de otros animales como los gatos y los perros. Además, es importante que el ambiente se mantenga climatizado, ya que los conejos no soportan temperaturas extremas.

Cuidados especiales
Otro aspecto en el cuidado del conejo doméstico es el manejo de los desechos. En este caso, se aconseja animarse a colocar una caja llena de papel, avena, cítricos, heno o alfalfa; no se recomienda utilizar ningún derivado de la madera. La caja de desechos debe ser cambiada con regularidad.

En cuanto a su alimentación, no puede faltarles el heno, ya que es su base nutricional que les proporciona un buen funcionamiento de su sistema digestivo y les da la fibra que necesitan para la prevención de muchas enfermedades.

Recomendaciones
Se aconseja darle al conejo doméstico adulto cantidades mínimas de alfalfa. Ya que este alimento proporciona cantidades muy altas de calcio, proteínas y calorías, es más recomendado dárselo en la primera etapa de su desarrollo. Los alimentos ideales son los vegetales verdes de buena calidad como las hojas de zanahoria, el perejil, la avena, el diente de león, el pan seco, las galletas sin sal y la comida granulada.

Un conejo doméstico no se debe alimentar con lechuga, repollo, tomate o sobras de comida, ya que esto le puede traer serios problemas digestivos. Hay que mantenerles siempre agua limpia y fresca. En cuanto a su manipulación, debe ser muy firme y cuidadosa, ya que son animales de huesos frágiles y gran fuerza en sus patas, por lo que pueden quebrarse la columna fácilmente.