Consejos para presentar un informe impecable

Si tu propósito es tener éxito al presentar un informe, es indispensable que tengas en cuenta una serie de consejos antes de mostrar tu trabajo a tus compa

ñeros y superiores.

Presentar un informe, ya sea por motivos financieros, organizativos, de ventas o de crisis, es una de las tareas que más llegan a estresar a cualquier profesional. Sin embargo, al disponer de tiempo para prepararlo, la elaboración de un informe no resulta tan complejo. El tener claro qué es lo que tienes que comunicar y cómo quieres hacerlo te ayudará a salir airoso al presentar un informe ante cualquiera.

Contenido de tu informe

  • En primer lugar, deberás revisar que el informe responda las cuestiones clave: qué ocurrió, a quién le importa ese hecho, para qué vas a presentar ese informe y cuál es la acción que se tomará o que ya se está tomando. Es necesario que cuentes con datos exactos: fechas, tiempos, porcentajes, cantidades, monedas, precios y volúmenes.

 

  • Como ejemplo podemos considerar el caso de un informe sobre las ventas mensuales. Poniéndote en los zapatos de tu audiencia, establece qué es lo que ellos querrán saber. Si tu propósito es hacerles ver que las ventas subieron, entonces lo mejor es que presentes los datos específicos que respaldan ese hecho. 

 

  • Si por el contrario, hubo una baja, entonces los datos relevantes serían las causas y por supuesto, las acciones a tomar para que se corrija el rumbo. Adelántate siempre a las preguntas que pudieran hacer.

 

Atiende a los detalles

  • Para que tu informe esté completo, debes procurar que nada eche a perder la oportunidad de lucirte y destacar los puntos críticos. Si bien es cierto que el respaldo que dan los datos correctos es clave al presentar un informe, hay que considerar que los pequeños errores a veces consiguen distraer la atención.

 

  • Y eso va desde un error ortográfico (que puede ser motivo de burlas o molestia para tu audiencia) hasta una página sobrecargada de texto innecesario o una página que falta porque la impresión se envió mal. Es imprescindible cuidar hasta el último detalle para presentar un informe con excelencia.