Consejos para realizar un recorrido por el Rin

Se nos ofrecen varias alternativas de viaje a lo largo del Rin con barco o con bicicleta, podremos disfrutar de castillos, mansiones y hermosos parajes.

Con sus 1.230 kilómetros de longitud el río Rin es el más largo y más transitado de Europa Central. Nace en los Alpes suizos y desemboca en un delta del mar del Norte. Barcos de pasajeros así como barcos mercantes navegan por él, desde tiempos ancestros.

Tipos de recorrido

Se ofrecen multitud de caminos y carreteras para recorrer a lo largo del Rin. Este gran cauce se divide fundamentalmente en tres tramos, Rin alto, medio y bajo. En función de qué parte se visite, la dificultad del recorrido será mayor o menor.

 

Son innumerables los caminos para bicicletas que van a lo largo del Rin. Este medio, la bicicleta, es la mejor alternativa para moverse en tramos cortos y poder conocer detalladamente los recovecos.

 

La alternativa de recorrido más popular es el barco sea privado, alquilado o por medio de una empresa. Desde los innumerables grandes y pequeños embarcaderos ubicados a orillas de él, se puede partir con uno de estos medios.

 

Sin duda alguna, el tramo donde se encuentra la naturaleza y los paisajes más bonitos es la zona del Rin medio. Desde Coblenza hasta Maguncia. El viajero se encontrará aquí con grandes y frondosos valles, castillos y antiguas mansiones construidas en época de los romanos.

Paseos en barco

Este tipo de transporte junto a la bicicleta son las mejores alternativas para conocerlo. Hay grandes barcos de pasajeros que salen de distintas ciudades como pueden ser Maguncia, Coblenza o Colonia. Se puede combinar un recorrido de bicicleta con un viaje en barco.

 

Hay una compañía llamada KölnerDüsseldorfer (KD) que ofrece distintos tipos de paseo por el Rin. Los pasajeros pueden embarcar en Colonia y hacer la ruta dirección Maguncia o viajar por tramos embarcando y desembarcando según les convenga.

 

La compañía KD ofrece viajes regulares, viajes temáticos o un circuito ida y vuelta. Se trata de barcos amplios, grandes y cómodos los cuáles tienen cabida para más de cien pasajeros con servicio de restaurante y bar a bordo del mismo.