Consejos para recorrer un continente en caravana

Una manera de hacer un viaje económico y agradable mientras se recorren numerosos países en el mismo trayecto es hacerlo con amigos o familiares en una caravana.

Muchas son las ventajas que ofrece el viajar en caravana, entre ellas que es una de las maneras más flexibles de desplazarse sin necesidad de hacer reservas previas de ningún tipo, a la vez que da la oportunidad de visitar todos los lugares elegidos en un mismo viaje con sólo deshacer las maletas una única vez.

Recomendaciones para viajar en caravana

Siempre que se vaya a salir de viaje con una caravana es imprescindible tener en cuenta una serie de cosas, máxime cuando el recorrido pretenda ser largo. Lo primero y muy importante es revisar el estado del coche que vaya a tirar de este particular alojamiento. Revisar los frenos, los neumáticos y el aceite es vital al igual que hacerse con unas buenas cadenas por si se visita algún lugar con posibilidad de nevadas.

 

Asegurarse de tener contratado un servicio de ayuda en carretera que cubra cualquier tipo de asistencia tanto para el coche como para la caravana también es primordial a la hora de emprender el viaje de igual manera que llevar una batería de repuesto.

 

También es recomendable evitar el exceso de peso en el techo de la autocaravana pues esto la hace más vulnerable al vuelco, vaciar los grifos o depósitos donde se pueda acumular agua para evitar su congelación o no arrancarla jamás con el frigorífico en marcha para evitar una gasto de batería extra, son algunos de los trucos más utilizados cuando se viaja con este especial remolque.

Consejos antes de emprender un viaje en caravana

Muy importante antes de salir de casa es llevar planeada la ruta por la que se va a viajar para de esta manera evitar carreteras o puertos que pudieran estar cortados y tener que cambiar el rumbo en el último momento, así como informar debidamente a parientes o a amigos sobre los lugares que se van a visitar.

 

Y sin duda alguna hacerse con un kit para casos de emergencia puede ayudar en muchos casos de apuros. En él no puede faltar bombillas y fusibles para el coche y la caravana, un rollo de cinta adhesiva, un paraguas, una caja de herramientas, dos triángulos de peligro, un termo con bebida caliente, un móvil con la batería bien cargada, un pala pequeña y un spray especial para secar que protege el sistema eléctrico de los vehículos de la humedad.