Consejos para tranquilizarse antes de viajar en avión

Pese a que es uno de los medios de transporte más seguros, viajar en avión causa graves estados de ansiedad en muchos pasajeros, para evitarlo conviene contar con una rutina de relajación previa.

A pesar de ser el medio de transporte más seguro (la posibilidad de que un avión caiga es inferior al 1%), montar en avión puede llegar a ser una experiencia terrorífica para mucha gente. El gran impacto de los accidentes aéreos en los medios de comunicación y sobretodo el cine, han contribuido a aumentar el miedo entre la población, sin embargo, viajar en avión puede ser una experiencia muy agradable si se siguen una serie de pautas y recomendaciones.

Que se debe hacer antes de viajar en avión

Lo más importante para no tener miedo es solventar la ignorancia, informándose sobre cómo funciona el transporte aéreo será beneficioso ya que se podrá comprobar que las probabilidades de que algo falle u ocurra cualquier problema al viajar en avión, son muy bajas.

 

Para tranquilizarse antes de entrar en el avión, puede ser aconsejable tomar una tila o alguna otra infusión que pueda templar los nervios, instantes previos a embarcar. Además, realizar algún tipo de ejercicio de relajación abdominal es muy recomendable para no sufrir ningún tipo de nauseas.

 

Por último, se debe ayudar al cerebro a desechar pensamientos negativos siendo positivos. Además es recomendable pasar los momentos anteriores a montarse en el avión realizando actividades lúdicas, que logren distraer la atención.

 

Que no se debe hacer antes de viajar en avión

Para no convertir el viaje en avión en un calvario, es importante no tomar bebidas estimulantes ni alcohólicas, ya que, a pesar de que se pueda pensar que sirven para relajarse, seguramente, produzcan el efecto contrario al deseado.

 

Por otra parte, ver películas en las que el argumento esté basado en un accidente aéreo no es recomendable, porque lo único que se conseguirá es estar más preocupados y temerosos antes de viajar en avión.

 

Por último, no se debe tener un pensamiento negativo porque lo único que se va a conseguir es aumentar el nerviosismo y generar más temor del que ya se tiene previamente.