Consejos a tener en cuenta al poner una casa en venta

Una casa en venta debe satisfacer las demandas de los posibles compradores. Para ello, antes de ofrecerla al público, se deben realizar ciertas refacciones que resalten la belleza de ese hogar.

Si se está pensando poner una casa en venta, hay una serie de pasos que conviene respetar para sacarle el máximo provecho a la transacción, como determinar el valor real de la vivienda, el costo de las reparaciones necesarias para que luzca lo mejor posible, inversión en promoción de la venta y hasta analizar los mejores momentos para vender y comprar.

Sondeo previo

Una vez que se encuentre decidido a poner la casa en venta, debe estudiar, en caso de que la vivienda se encuentre hipotecada, las condiciones del contrato y ver si se puede subrogar o cancelar la hipoteca. Por otro lado, hay que estudiar el mercado y si hay una baja, ver si conviene esperar al momento más adecuado para no perder con la transacción. La mejor manera de hacerlo es observar los precios de viviendas parecidas en la zona.

 

La casa en venta puede ofrecerse a través de una Inmobiliaria, un remate privado o por el propio dueño. Al analizar números se debe calcular los costos del servicio prestado en caso de terceros, estarse al día con los impuestos y refacciones, y los gastos de promoción, asesoría y escribanos.

Qué hacer para vender la casa

Si el propietario estudió los números y ya está listo por poner la casa en venta debe seleccionar una agencia inmobiliaria que sea del barrio, serie y que le inspire confianza. En caso de que el mismo dueño desee estar al mando, estudiar los mejores sitios para promocionar la vivienda, como avisos en el periódico, Internet, carteles en la entrada, papelería y demás. Conviene que los avisos incluyan fotografías.

 

Por otro lado, la casa debe estar disponible para todo el que quiera verla y se requiere cierta flexibilidad en los horarios. Las personas trabajan y es bueno, si el interés suena serio, poder adaptarse también a los posibles compradores. Finalmente, la casa en venta debe tener la mejor presentación. Limpieza, orden, pintura en las fachadas, arreglos de humedad, cañerías en buen estado, baño y cocina en perfecto funcionamiento y casas iluminados dan una buena percepción en los interesados.