Consejos a tener en cuenta en los juegos sexuales preliminares

El acto sexual no debería limitarse al coito ya que, para poder disfrutar del erotismo al máximo, nada mejor que experimentar nuevos juegos sexuales preliminares.

Las relaciones rutinarias y sin sorpresas, son una invitación perfecta a arruinar una relación. Mantener la llama viva lleva algo de esfuerzo pero los resultados valen la pena. Por suerte, los secretos del amor están al alcance de todos los que quieran llevarlos a la práctica y, para potenciar el momento íntimo, los juegos sexuales preliminares son el camino ideal.

Conocerse el uno al otro
No todas las personas tienen los mismos deseos. De ahí la importancia de sacudirse la vergüenza y animarse a preguntarle a la pareja qué es lo que más le gusta, o directamente tratar de descubrirlo por cuenta propia. Eliminar el miedo a conocer nuestro propio cuerpo se logra atreviéndose a precisamente a descubrirlo, realizando un recorrido que vaya desde la punta de la cabeza hasta la punta de los pies, paseando por los recovecos e invitando a nuestra pareja a hacer lo mismo. Si no se está de humor para juegos sexuales preliminares o dar placer además de recibirlo, es mejor no iniciar el encuentro y guardar la energía para cuando se esté dispuesto a una entrega plena.

Consejos para un momento inolvidable
Los juegos sexuales preliminares son un ritual de conquista, de interés por el placer del otro. Agasajar a nuestra pareja ambientando el lugar, con comidas y bebidas que nos estimulen al placer, dando lo mejor en cada beso y acariciar y recorrer las zonas erógenas, son algunos de los consejos que se pueden implementar para tener un encuentro cargado de erotismo. La ropa adecuada y el cuidado del cuerpo, tampoco son puntos que haya que descuidar.

Planificar el encuentro, predispone física y mentalmente al placer. Por tanto, las quejas sobre el trabajo, la escuela de los niños, los problemas económicos o cualquier inquietud que pueda interferir con el momento de pasión, deben postergarse.

Una sexualidad plena es una fuente de energía que brinda múltiples beneficios. Gozar del cuerpo fortalece la autoestima, mejora la salud, prolonga la vida y mantiene viva la pasión, a la par que se disfruta.